lunes, 27 de abril de 2015

Taliesin (Ciclo Pendragón I) de Stephen R. Lawhead



Hace ya un año o dos, que a cuento de la novela de Princesa, estuve pensando y localizando algunas novelas de caballería. Me apunté algunos títulos y otros los conocí en el tiempo que he estado de voluntaria en la librería. Luego, pensé que sería buena idea leer algo sobre el rey Arturo. Al igual que me ocurre con muchas otras cosas, conoces la historia por cultura general, o por series o películas... pero consideré importante leer algo, así que busqué por internet. Llegué a los foros de Fantasía Épica (no enlazo porque la página está caída) y a un tema donde alguien hacía una pregunta similar a la mía, y recomendaban, entre otras novelas, el Ciclo Pendragón de Stephen Lawhead y Las Nieblas de Avalón de Marion Zimmer. Me descargué los libros de ambas sagas y hace unos meses me puse al fin a leer el primero del Ciclo de Pendragón, Taliesin. Y bueno... tengo clara una cosa:

No pienso leer ni uno más.

Desde el momento en que la forma de describir de Lawhead o de meter algo de paja en la historia me recuerda repentinamente a Paolini, debería haberme hecho sospechar de que la iba a ser un completo fiasco. Pero claro, ¿quién iba a esperarlo? la novela no tiene un nivel bajo desde el principio si no que va decayendo estrepitosamente a partir de la mitad en adelante. Tampoco estaba teniendo el nivel deseado o el esperado para ser, supuestamente, de las más recomendadas para leer sobre el rey Arturo. Estaba siendo un libro... simplemente bueno.

Por el nombre, se supone que la novela se iba a centrar en el personaje de Taliesin, el poeta galés más antiguo del que se tiene constancia y una figura misteriosa sobre el que ha girado la historia y leyenda de Merlín. Lawhead comienza sin embargo con el personaje y el mundo con el que alterna el de Taliesin: Charis, una princesa de uno de los reinos de la Atlántida. La única hija del rey Avallach, que aparece como una niña caprichosa y un poco odiosa, con un cierto talento para tener visiones de futuro. Se irá narrando su aburrida y monótona vida en palacio hasta que viajan a la capital real donde viven los Supremos Monarcas.
Por otro lado, la historia de Taliesin comienza realmente con la del joven Elphin, hijo de un líder cymri que se irá convirtiendo de un hombre que consideran gafe, al más afortunado de todos. cuando se encuentra de casualidad en el río al bebé más hermoso que ha visto nunca y que bautizarán, sí, como Taliesin. Elphin, buscando una nodriza para el recién nacido, conocerá a su futura esposa e irá consolidando su posición como futuro lider de su pueblo.

No sé si por motivos narrativos o a imitación (sospechosa) a Tolkien, la novela está dividida en tres libros y estos tres libros, subdivididos de catorce a dieciocho capítulos. Decía antes que no tenía tampoco un nivel excelente porque con esa forma de narrar tan ¿dispersa?, detallada en exceso en algunos puntos, hace que el arranque de la novela sea muy lento. Tan lento que no empieza a desarrollar acciones interesantes... hasta casi el final del primer libro. Capítulo nueve o diez más o menos. Hay momentos en los que se te hace pesado pero no llega al nivel de Tolkien o Paolini de querer pasar páginas de largo. Con torpeza, pero sabe ambientar la historia (especialmente la parte de los atlantes) y te va manteniendo lo suficientemente atenta a la novela como para seguir leyendo. Al llegar a los sucesos más interesantes, es cuando la lectura se hace más amena y empiezas el segundo libro. El cual, salvo los capítulos finales, es el mejor del libro. Ya no sólo porque empieza el nudo de la historia por decirlo de alguna manera, si no porque es cuando creo que mejor evolucionan los personajes (especialmente Charis). En el momento en que sin embargo, sucede lo que empujará a que los dos protagonistas se conozcan, la historia acelera, el interés vuelve a decaer y los personajes se van diluyendo poco a poco hasta volverse planos y prácticamente irreconocibles al final del libro, sin hablar de la sucesión de incoherencias y cabos sueltos que van quedando por el camino

(A partir de aquí cuento cosas de la novela, si no te interesa el spoiler, sigue leyendo después del aviso de fin de spoiler)

Charis ha perdido cruelmente a su madre y su padre la culpa de su muerte. Acaba creciendo demasiado pronto y decide pasar unos años en la capital, formando parte de un grupo de Bailarines del Toro (una danza sagrada y un espectáculo propio de allí) donde se hace un nombre al convertirse en la mejor en mucho tiempo pero que inconscientemente busca morir. La verdad es que la forma en que Lawhead escribe sobre esta fase de Charis es muy buena. No es tan descriptivo o no es tan detallista, se centra mayormente en lo más importante y la narración es más fluida. Por desgracia, son pocos los capítulos dedicados a esto y pronto, por retirada y lesión, Charis deja el baile del toro y vuelve a casa después de siete años. Al fin y al cabo, lo más importante de esta parte de la novela es el hundimiento de la Atlantida y es en lo que gira al final este libro. No son tampoco malos capítulos pero el ritmo se vuelve a romper, con capítulos más lentos y con cosas que no aportan demasiado a la historia y otros en los que sin embargo hace pasar el tiempo más aprisa...

Es donde más se centra la acción porque por otro lado, tenemos a Taliesin niño, al que vamos conociendo su talento como bardo y druida, siendo formado por Halfgan. Los capítulos dedicados a él y su mundo son más para conocer los hechos históricos que influirán en lo que sucede en el tercer libro y sobretodo para conocer a Taliesin, que para avanzar en la narración. Un chico cuya felicidad se ve empañada a veces por esas sensaciones que tiene de que le falta algo pero no sabe el qué. El tener la sensación de pertenecer a algo más grande de lo que está viviendo. Entiendes (yo entendí) que algo relacionado con su origen desconocido, a veces entiendes incluso que es la reencarnación de otra persona y por supuesto, con su visión de la Dama del Lago, sabes que va a influir en el futuro, en la historia del rey Arturo.

El segundo libro termina en sus capítulos finales con la escalofriante descripción del hundimiento y desaparición de la Atlántida. Charis, que cree al profeta que anunció el desastre e intuyendo que ya iba a pasar, planea una huida en barco a otro lugar para salvarse. Nadie la cree, pese a que la tierra tiembla en ocasiones, hasta que todo empieza. De todos modos, se salvan buena parte de su familia y ella. Llegan, como es de intuir, a tierras bretonas.

El tercer libro tiene algunos capítulos pasables, similares a los primeros de la novela por su lentitud. La mayor acción pasa por Taliesin y los suyos pues debido a los ataques de los invasores y piratas, deben dejar su caer y desplazarse a otro lugar. Y en ese viaje pues cruzan las tierras donde se han asentado Avallach y los suyos. Entre tanto, Lawhead introduce uno de los elementos que destruye la historia: el cristianismo a través de la llegada de dos sacerdotes que pretenden volver a levantar una iglesia abandonada hacía muchos años.

Antes de que alguien se lo tome a mal, paso a explicarme: debido a la época histórica que está tratando, no me parece insensato, ni mal que se introduzca la religión cristiana y que los personajes entren en contacto con ella. Lawhead de hecho lo empieza desarrollando todo correctamente. Tiene hasta su lógica: los atlantes lo han perdido todo y están en unas tierras desconocidas y diferentes a las suyas, se sienten dolidos y abandonados por sus dioses, y de repente aparecen dos hombres que hablan de un nuevo dios que se presenta como la luz y amor. Avallach se siente bien escuchando de este dios, y en compañía de estos hombres. Encuentro coherente entonces que él se acabe convirtiendo al cristianismo. Que le guste.

Lo que no es tan coherente es el excesivo protagonismo que sin embargo acaba adquiriendo el cristianismo en la novela hasta el punto de que influye notablemente en un personaje protagonista haciendo que pierda por completo sus principales rasgos. Es lo que le sucede a Taliesin, que tras la visión de lo que se supone que es el dios supremo de los druidas, conoce a los sacerdotes y cuando oye hablar del dios cristiano... cree que el dios que ha visto es ése.

Por desgracia es a partir de este punto (prácticamente el principio del tercer libro) la historia empieza a decaer del todo, rompiendo el ritmo por completo (sin recuperarlo ya) y dando vueltas y más vueltas sin sentido. Los personajes, con una forma más o menos definida hasta entonces, se vuelven planos y pierden el rumbo. Charis se enamora de Taliesin cuando lo oye cantar apesadumbrado del hogar que han dejado atrás, siente que son iguales. Pese a que cuando se va del palacio de Avallach -donde permanece temporalmente- lo echa de menos, no tiene las ideas tan claras cuando éste se le declara y llega incluso a dudar de que lo ame. Mas de la misma manera absurda comprende que sí que lo ama y llega a casarse con él y todo.

No es más que una muestra de muchas más incoherencias que suceden a lo largo de un libro que realmente cuenta la vida en pareja de ambos desde que se conocen hasta después de casarse, y que el suceso más importante que ocurre es el nacimiento del hijo de ambos, al que llaman Merlín tras un embarazo complicado y un parto en el que en principio nace muerto. ¿Y cómo es que vive? Pues porque sucede lo más absurdo de la novela, lo que pone de relieve lo mal que está acabando todo.

Taliesin, el que además de un gran bardo que enamora a todos con su voz, iba a ser un druida prometedor de grandes habilidades, se queda simplemente como bardo, porque por respeto a su nuevo dios (el cristiano) no utiliza sus conocimientos de druida. Es con lo que se debate cuando su mujer se pone de parto y tanto su vida como la de su hijo corren peligro. Prefiere rezar antes de usar esos conocimientos.
¿Y por qué es absurdo? Por lo que he entendido siempre y he entendido a lo largo de la novela, los druidas tienen conocimientos que van más allá de lo místico o la magia. Tal vez remedios naturales con los que pudiera haber ayudado a Charis o a la matrona y que creo, que al usarlos no hubiera faltado el respeto a su dios. Del cual por cierto se olvidó cuando usó un hechizo para desenmascarar a un falso sacerdote que convivía en la casa de Pendaran Espada Roja cuando él y Charis llegaron huyendo de Avallach, que no aceptaba su enlace matrimonial.

El niño nace muerto y Taliesin, no se sabe muy bien si por algo transitorio que ocurre o realmente al final, usa sus poderes, que cantando y tocándolo, le insufla vida al niño por decirlo así, y revive.

(Fin del spoiler)

El final de la novela está al nivel de este libro y te deja un muy mal sabor de boca. Sencillamente porque el autor a su manera ha proyectado unas expectativas muy diferentes para la historia y sus personajes, y no es capaz de cumplir nada. Deja muchos cabos sueltos, como el verdadero origen de Taliesin, quién era realmente y lo mucho que todos (no sólo el lector) esperaban de él y al final... Nada de nada. Al igual que Paolini, da más importancia a muchas cosas insulsas que no aportan nada a la historia y que sólo sirven para aumentar tu frustración.

De la novela en general esperaba mucho más. O al menos, por ser el primero, bastante más de lo que he encontrado. Al menos un nivel similar con el que empieza la novela, aunque se hiciese larga. Christopher Paolini hubiera logrado una saga de novelas sencillamente decente si no llegar a ser por el descalabro del último libro. Pero si ya el primero de los cinco libros, el autor demuestra sus deficiencias te piensas muy seriamente si seguir leyendo el resto de libros... o no.

Después de leer esta novela, pensaba que lo mejor era cambiar de registro, leer otro tipo de libro y una vez pasado cierto tiempo, decidir si seguía o no.

Por saber si es que a lo mejor yo exigía demasiado del libro o no era la única que había tenido estas sensaciones al terminar, me fui a Goodreads a leer comentarios sobre la novela. Me he encontrado no sólo con una buena cantidad de comentarios que lo puntúan de tres estrellas o menos, y tienen una opinión parecida a la mía (que para ser una saga famosa no llega a la altura)... si no también con unos datos que son los que me hacen decidir por, como decía al principio, no atreverme a seguir con el resto del ciclo

Me sorprendió por aquello de haberlo visto recomendado en un foro de fantasía, pero me quedó claro que Taliesin era una novela histórica con algunos tintes fantástícos o místicos, según el momento en que leas. Se habla de visiones, de profetas, de lecturas de las estrellas del cielo, de una civilización antigua y legendaria como la atlante, de hechiceros y magia... pero no tanto como para considerarlo fantasía.
Dicha historia, está ambientada en los sucesos que se desatrollan en el país bretón allá por el siglo IV o V d.C. Se dan de hecho muchísimos datos a lo largo de la novela como para poder afirmarlo. Según leo en la wikipedia, parece que además el autor está bien documentado.

Claaaaro que sí. Si no fuera por un detallito. Sin importancia.

Platón ya habla de la Atlántida en su época y en que exisitó... 9000 años antes de la época de Solón, uno de los siete sabios de Grecia.

Algo más de nueve mil años antes de Cristo. Y Stephen Lawhead los hace contemporáneos de los antiguos galos como que bastantes años después.

¿Historia? ¿Y ezo que coño é?

Si ya en un primer libro, no sólo eres capaz de cargarte tu historia si no que la Historia, en la que supuestamente te basas, te la pasas por el arco del triunfo ¿cómo demonios voy a tener yo tripas de ponerme a leer el resto de libros? Tengo bastantes novelas con los que perder el tiempo de forma más útil que leer los de Lawhead.

Como La leyenda del ladrón de Juan Gómez Jurado, que es con el que he empezado ahora. Después, probablemente me atreva con Las Nieblas de Avalón. Tengo confianza en que al menos la experiencia sea mejor...

2 comentarios:

  1. Las Nieblas de Avalon es una muy buena lectura y esta mas centrada en las batallas entre la Antigua Religion y el Cristianismo que trata de oprimir a todo lo que no es cristiano. Esta muy bueno, por lo menos desde mi punto de vista. Y si aun te interesan los relatos arturicos, tal vez te puedas interesar por La Leyenda del Rey Arturo version de Franco Vaccarini, que narra brevemente la historia del nacimiento de Arturo, y hasta incluso las aventuras de los Caballeros de la Mesa Redonda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Sí, al final me leí Las Nieblas, incluso tengo comentario hecho y todo aquí en el blog de los cuatro libros. Y lo disfruté bastante más, la verdad. Ahora mismo estoy leyendo otras cosas pero tomo nota de tu recomendación ;). Gracias!!

      Eliminar

Los comentarios serán moderados a partir de ahora, sean pacientes si no lo ven publicados de inmediato.Rogaría no hacer demasiado spam en los mensajes, ni insultos, ni groserías, etc, etc. Por lo demás, todos los comentarios serán bienvenidos y muy agradecidos por servidora :D