lunes, 11 de marzo de 2013

La mano artificial


-¿Una prótesis?
-Eso mismo
Godric se quedó mirando al objeto que las fuertes y callosas manos de Ricardo sujetaban. Sí que parecía una mano, con sus cinco dedos e incluso algunas articulaciones. Algo tosca y de hierro, pesada, con correas para amarrarla al brazo y sencillos mecanismos para mover los dedos o cerrar y abrir la mano con su mano izquierda.

Ricardo estuvo explicándole todo durante cerca de cinco minutos y pasó otros cinco ayudándole a colocárselo y enseñándole a usarlo. Cuando vio que Godric sabía mover la prótesis con cierta agilidad, salió de la habitación y volvió con varios utensilios de pequeño y mediano tamaño y diferente peso y material: cubiertos, platos, vasos, jarrones, candeleros, tenazas, martillos...
Con ellos, Godric practicó la sujeción y el movimiento llevándolos de un lado a otro de la habitación o de la casa. Y lo que consideraba una tarea sencilla, resultó ser bastante más difícil y tedioso.

Su primer día de instrucción se esfumó entre golpes y estruendos en la casa del herrero y maestro de armas. Tanto, que Godric volvió a la suya enfadado y frustrado.

-¿De verdad piensas así?-cuando sus padres le reñían, siempre enrojecía avergonzado y como estaban cenando, no podía escabullirse-es un enorme favor el que está haciendo contigo, Godric. Se está tomando muy en serio tu preparación ¡y te la está facilitando! No conozco a ningún herrero que sea capaz de hacer una prótesis como ésta. Sé que no es sencillo pero entiende al menos que es necesario

Gavino la tenía entre las manos. La probó una vez más antes de dejarla a un lado y seguir con la carne.

-Soy manco desde que nací, creía que no necesitaría nada de esto para usar armas
-Todo lo que sirva para hacerte la vida más fácil o para salvar tu pellejo, no es necesario, es vital-le aseveró-en el momento en que te conviertas en uno de los hombres del conde de Tryphon, tu vida estará en peligro constantemente y tendrás que valerte por ti mismo. Aunque estés siempre rodeado de personas...a la hora de la verdad estarás solo. Por eso debes ser todo lo fuerte y hábil para no tener que depender de nadie.

A Godric le sorprendió el consejo de su padre, impropio del hombre que le había enseñado el sentido del compañerismo y la camaradería. ¿Estaba preocupado por él? ¿o conocía bien la vida militar? 

Aunque se mantuvo callado, asimiló sus palabras y al día siguiente, fue de buen humor al taller de Ricardo y se esforzó por aprender a usar la prótesis. Con lo que en una semana, pudieron empezar con la instrucción, cuando Ricardo quedó satisfecho con la forma en que Godric sujetaba escudos ligeros y se ayudaba para desenvainar todo tipo de armas blancas. 

-----------------------------------------

Y ayer por fin pude terminar este breve texto que se me ocurrió a partir del borrador que estoy desarrollando de la La leyenda del Caballero Guardián. Escribiendo, caí en la cuenta de que algo tendría que hacer con el hecho de ser manco y empecé a mirar cositas en internet, de forma rápida. Mi cabeza se iba sola hacia Edward Elric (Full Metal Alchemist), que se puede considerar como más steampunk. Yo necesitaba datos de la era medieval así que por eso me puse a buscar para saber qué licencias podía tomarme al respecto sin meter la pata

Y me encontré con este pdf donde se explica la historia de las prótesis. Bastante interesante y muy aclaratorio, por lo menos para seguir escribiendo el borrador.








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán moderados a partir de ahora, sean pacientes si no lo ven publicados de inmediato.Rogaría no hacer demasiado spam en los mensajes, ni insultos, ni groserías, etc, etc. Por lo demás, todos los comentarios serán bienvenidos y muy agradecidos por servidora :D