jueves, 4 de agosto de 2011

Cuando la traducción sí importa: Hana Yori Dango

Aviso de alto contenido en spoilers, pues se me hace necesario para poder explicar el por qué la historia cambia según la traducción que leas


No será la primera vez que hablo de lo catastróficas que pueden ser las traducciones españolas de cualquier idioma y me vuelvo a reafirmar en ello cuando descubro en internet, en la página donde frecuentemente bajo el anime y el manga, a un fansub que traduce a Hana Yori Dango, manga del que ya hablé en su momento en mi blog dedicado al otaku, pero del que debo de volver a hablar después de leerlo por segunda vez a través de dicho fansub.

Buscando imágenes digitales de ciertas escenas de la serie que quería colorear, me bajé algunos tomos y me percaté de que era un fansub y no escaneos del manga en español. Así pues, me bajé todos los tomos (hasta un número 37 que ignoraba que había salido) y comencé a leerme la historia de nuevo... ¡y cómo cambia!

Es algo que ya comentaré más en extenso en un único artículo pero a menudo me he encontrado con videojuegos, manga o incluso novelas con errores bastantes graves de traducción que pasarían más desapercibidos si no fuera porque afectan al desarrollo de la historia o de los personajes, tal y como ocurre con Hana Yori Dango. De cómo frases y conversaciones completas dichas con otros matices, puede darle a la historia una toque diferente e incluso cambiar el cómo ves sus personajes.

Es decir, la historia gana mucho encanto al tener todo tal cual. Sin embargo, por otra parte, la historia en conjunto deja de encajar tan bien como me parecía cuando la leí por primera vez.

Los personajes en general cambian sustancialmente... al menos algunos de ellos. Tsukushi sigue siendo practicamente la misma, dice más tacos y con mucha más variedad, por supuesto (cosa que está totalmente ausente en la versión oficial). Tsukasa sin embargo, gana mucha identidad al tener todos los chistes y meteduras de pata, tal cuales son realmente. Es un rasgo del personaje el que tienda a confundir los kanjis pero al español, al traducirlo por completo (una muy mala costumbre, como con la técnicas de Naruto o los nombres españolizados en Fairy Tail...) lo intentan readaptar a nuestro idioma y no queda tan gracioso. A veces incluso no se entienden. Aquí sin embargo, al dejarse las palabras japonesas y explicarse en una nota lo que es, lo comprendes todo.

Ocurre igual con los insultos o con la claridad con la que habla con Makino del sexo... cosa que no pasa en el oficial hasta muy avanzada la historia.

Akira y Sojiro no cambian tanto, tal vez más Sojiro que es el que tiene más protagonismo de los dos. Adquiere unos matices que lo hacen ligeramente diferente al que había “conocido” por Agostini, menos frívolo. Una frivolidad menor gracias a que su historia con Sara y Yuuki es muy diferente. Más tierna y dulce.

Y otro que también cambia muy radicalmente y que además, influye en toda la historia... es Rui. El motivo por el que me parece, que la historia no encaja tanto como pensaba.
En todo momento se habla del F4 (a excepción de Tsukasa) como unos playboy. Rui siempre me ha parecido el más niño o inmaduro de ellos, siendo de hecho el menos ligón de todos. O directamente el que no era. El chico del que se enamora Tsukushi por ser diferente. Pues resulta que ni mucho menos. Él también es un poco playboy, no tanto como Akira o Sojiro pero es igual de descarado. Gracias a esa mejor traducción del manga. Sigue siendo el más dulce de todos pero tiene muchos momentos en los que te preguntas antes que Tsukushi ¿este es realmente Rui? Pues sí, resulta que lo es.


Es por él que muchas cosas en la historia cambian radicalmente. Porque en lo que lees por Agostini, Rui es un chico enamorado desde niño de su amiga Shizuka, que le gusta cómo es Makino pero no está enamorado y cuando sale con ella durante un tiempo, cuando decide terminar se lo dice así, que sigue pensando en Shizuka. De hecho Tsukushi queda como una especie de devoradora de hombres porque cuando habla Rui con Akira y Sojiro y les confiesa que no ha hecho nada con ella, les dice “esta chica es peligrosa, he estado a punto de caer en sus redes”. La fama de chica pobre detrás de todo los chicos ricos queda aún más remarcada de lo que en realidad es.

Sin embargo, el verdadero Rui es bastante diferente a partir del momento en que se convierte un poquito más playboy... y ves que desde un principio le gusta Tsukushi. Es más descarado y le sigue más el juego a Tsukushi a pesar de Shizuka. Cuando vuelve de París y decide olvidarse de su amistad con Tsukasa y acaba saliendo con Tsukushi se le ve mucho más entregado a ella. No parece tan claro que esté con ella por despecho hacia Shizuka y de hecho en esa escena que acabo de describir... le dice a Akira y Sojiro que casi se enamora de ella y que deseó abrazarla pero es una buena mujer y no quiere hacerle eso. Uno de los motivos es que puede que no haya olvidado del todo a Shizuka y de hecho a Tsukushi le dice que no puede seguir con ella... porque está confuso y es lo mejor para ella. Y otro motivo es porque debe olvidarla, no quiere salir con ella y pensar en él... haciéndole daño a su amigo desde hace trece años. Que entonces se tendrá que controlar hasta que él se recupere de lo de Tsukushi.

Por ese motivo la historia principal no queda del mismo modo... no encaja tanto. No es la historia del descubrimiento del verdadero amor por Tsukasa, de ver que si no puede vivir sin él, es porque lo ama... si no de ver que lo de Rui es un tipo de amor... y lo de Tsukasa es otro. Porque tal y como lo lees por Agostini... pareciera que lo de Rui fue un amor más infantil y piensas que la gran mayoría de momentos que viven antes de que ella se de cuenta de que ama a Tsukasa, son momentos de amistad sincera... y realmente hay siempre un “algo más”. Siempre se siente muy a gusto con él y muy tranquila y relajada.

Hay de hecho dos momentos en la historia en los que se ve reflejado ese algo más: cuando le coje de la mano a Rui, en la casa que tiene Shigeru, ella piensa que ama a Rui... aunque no sea amor verdadero. Y cuando decide ceder y salir dos meses con Tsukasa, piensa que si lo quisiera como quiere a Rui... sería feliz.

Es decir, Rui siempre está presente en su vida hasta que empieza a darse cuenta de lo que le importa Tsukasa. Cuando por fin, la perseverancia del muchacho, se ve recompensada en que por fin despertó amor en ella. Cuando ella decide irse al pueblo de pescadores y al perderlo, se da cuenta de lo que le importa.

A partir de ahí, sus sentimientos hacia Rui se normalizan pero no quita que otros tantos momentos posteriores a ese inciso, sigan siendo diferentes. Durante el viaje a Nueva York, cuando él la besa y le confiesa que está enamorado de ella, Tsukushi parece algo sorprendida... porque parece que en esos episodios, ella parece olvidar lo que ellos vivieron. Es decir, parece un pequeño error de la autora. Ella le confiesa en la escalera, algunos capítulos atrás, que le gustaba y él le dice de broma que es como su mascota y por eso se sorprende cuando se le declara, cuando en realidad sabe desde el principio que él siempre estuvo enamorado de ella y simplemente renunció por Tsukasa. Y que con el tiempo, en vez de olvidarla, lo que ha hecho es definir más su sentimientos hacia ella. Al leerlo así, me he dado cuenta que no es un obstáculo más que la autora pone en el camino de los personajes si no que realmente ha ido evolucionando al personaje desde el principio. Se entiende muchísimo mejor.

En realidad, por decirlo de alguna manera, Rui siempre es el tercero en discordia. Es el amigo que siempre está ahí en las buenas y en las malas, el que mejor entiende a Tsukushi y le ofrece todo lo lo que necesita. Y siempre, siempre ha estado presente en la vida de ella porque llegará a preguntarse hasta dos veces que habría pasado si Rui le dice lo que le dice, antes de empezar a salir con Tsukasa. Y la respuesta es diferente, según la situación. La primera vez, porque cree que Tsukasa le atrae fuertemente como un imán y que habría acabado con él de todos modos. Y la segunda, cuando él la ha olvidado por la amnesia, piensa que tal vez estaba equivocada y que lo de ellos, no era tan fuerte como le parecía.

Rui de hecho terminará así, como el hombre enamorado y amigo fiel de ella. Cuidando de ella hasta el final, bastándole sólo su sonrisa. Hay más que pertenece al famoso tomo 37 pero quiero terminar con los demás.


La historia de Sojiro y Yuki es deliciosamente mejor que lo que se puede leer en Agostini. Ya de por sí me gustaba pero así, me gustó aún más. La historia no es tan light porque conoces todo de ellos dos. Y cuando digo todo, es todo lo que Agostini censuró al traducirlo al español. Que es mucho.

Los cambios se notan en sus conversaciones, cuando Yuki hace todo lo posible por salir con Sojiro, por conquistarlo, a pesar de que le dice que no es buen chico y lo único que le puede ofrecer es lo mismo que le ofrece a las otras chicas: beso, cita y cama (¿es evidente que en la oficial no es tan claro?). Yuki le dice que no le importa llegar a eso y tener el curso completo.

Esos son los matices de los que llevo hablando todo el rato, formas diferentes de expresar lo mismo o expresarlo tal cómo es realmente. Los cambios importantes se notan en el momento de tratar su historia con Sara. Cuando terminas de leerlo todo, te das cuenta de que la influencia de Sara en la vida de Sojiro es mucho mayor de lo que se deja entrever en la versión que dan los traductores españoles de la editorial.

En esa versión, entiendes que Sojiro ha ido a peor, que ha pasado de ser un ligón de las oportunidades únicas (la historia del Ichigo Ichie y de tener una chica por día) a ser un chico frívolo, sin motivación alguna, que no desea tener una novia por todo lo que le hizo a Sara. Queda muy marcado por ella.
En realidad Sojiro no cambia en absoluto. Su vida pierde sentido porque se queda congelado en el instante en que Sara se esta yendo de su lado. Descubre el verdadero significado del Ichigo Ichie y por eso lo deja de usar. Se comprende justo en la última conversación que mantiene con Sara en la azotea del edificio en el que ella lo citó algunos años atrás. Esta escena se la inventaron por completo lo de Agostini o es donde más se nota que el cambio de los tiempos verbales y de algunas palabras, pueden dar un giro a lo que estás leyendo. Porque en realidad, no quedan como amigos porque ya no sienten nada el uno por el otro sino todo lo contrario. Sara deja claro que no es la misma de entonces, ni la misma de cuando era una niña y es evidente que él sigue siendo el mismo. Sojiro le dice que la ama mientras ella le deja claro... que lo amaba. Los sentimientos de Sojiro no me quedaban tan claros y me impactaba que la dejara ir sin más, quedando solo como amigos si realmente le importó tanto. Al leerlo así, me doy cuenta de que sí que sigue enamorado de ella, que su reloj se paró en el día que Sara desapareció de su vida... y que no habría manera de retomar la relación porque todo podría volver a romperse. Todo queda aclarado y enterrado pero no quedan como amigos.

Todo esto es lo que le cuenta a Yuki en la azotea y con ellos ocurre tres cuartos de lo mismo. Mientras que la idea que tenía era de que Sojiro la rechazaba de una vez por toda, diciéndole que simplemente sean buenos amigos... descubro que realmente, Yuki se convierte en alguien muy importante en su vida, por revolucionarla y hacer que se enfrente a sus sentimientos. Pero que sean amigos... hasta que él supere lo de Sara. Desde luego, un final mucho más acorde a los personajes.

Akira y el famoso tomo 37 que acabo de descubrir son lo que yo considero el pequeño defecto de esta autora con esta historia. El crear oneshoot o incluso eso, un volumen más de manga, para disculparse por el trato a alguno de sus personajes.

Es lo que ocurre con Luna Creciente, un oneshoot que se encuentra al final del tomo 36 y con el que intenta resarcirse del mal trato que dice que da a Akira. Sencillamente es el personaje menos desarrollado de toda la historia. Realmente, lo que ocurre con él es que queda en un segundo plano cuando la autora decide darle más fondo al personaje de Sojiro. Durante los diez/quince primeros tomos, ambos eran los dos más ligones del grupo, formaban el dúo más simpático y sexy de la historia. Sin embargo, al crear la historia de Sojiro-Yuki-Sara, digamos que Akira se queda sólo. Realmente, no hay mucho cambio entre lo que leí con Planeta de Agostini que lo que he leído con el fansub. Tal vez comprender un poco mejor Luna Creciente, al hablar de su familia, de su gusto por las mujeres maduras y su relación con los del F4. El más maduro de los cuatro y el que mantiene el equilibrio entre ellos, estando pendiente de todos. Sólo hay algo que no me gusta nada y es que la autora insinúe que le guste Makino...

El tomo 37 sin embargo, es completamente innecesario. Después de abrir boca con el Oneshoot de un año después de la marcha de Tsukasa a Nueva York, parece que tuvo ganas de continuar la historia un poquito más, varios años después, cuando Makino está terminando la universidad. Y para tu agradable sorpresa, cuando comienzas a leer, parece que es dedicado a Rui en esta ocasión. Piensas que tal vez se le quedó algo en el tintero... cuando lo terminé de leer me quedó claro de que no, no le quedó nada más que dibujar sobre el personaje y que el tomo es totalmente innecesario.
No sé si es que le ocurre algo parecido que a Akira, que piensa que fue muy injusta con él a lo largo de los 36 tomos de HYD, al dejarlo muy enamorado de Makino y ella practicamente comprometida en matrimonio con Tsukasa. Hasta incluso el oneshoot me parece muy buen final para todos. Al fin y al cabo, soy fan de los finales abiertos... o al menos no tan cerrados. Con alguna puerta donde cualquier lector pueda imaginar otra historia distinta. Supongo que por eso no me gusta este tomo y también porque queda excesivamente forzado.


Este tomo es la historia de cómo encasquetarle una novia a Rui y hacer de nuevo, más amagos de que Makino se piense lo de Tsukasa. Desde el momento en que Tsukasa le habla de esa chica con la que lo quiere emparejar, diciéndole que si no llega a estar Makino y estar muy enamorado de ella... habría acabado con esa chica hasta el rechazo inicial de la propuesta oficial de matrimonio que le hace Tsukasa. Todo este tomo es para eso, para ver cómo Makino acaba con su anillo de boda, para ver el final de la historia de Makino y Tsukasa. Porque Rui acaba exactamente igual a cómo estaba al inicio de ese tomo. Solo por decisión propia y convertido en el ángel de la guarda de esos dos. Nada más. Andar en círculos para acabar en el punto de partida.

Me imagino también, que si no ha querido hacerlo de otra forma, sea porque la autora sabía que si se ponía a desarrollar esta parte de la historia... podía acabar con otros tres o cuatro tomos más xD

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán moderados a partir de ahora, sean pacientes si no lo ven publicados de inmediato.Rogaría no hacer demasiado spam en los mensajes, ni insultos, ni groserías, etc, etc. Por lo demás, todos los comentarios serán bienvenidos y muy agradecidos por servidora :D