domingo, 30 de agosto de 2009

Autoedición I: formas de publicar tu novela

Hay diferentes formas de que una persona publique un libro y a estas alturas creo que se conocen bastante bien. Desde la publicación tradicional a través de una editorial, hasta las diferentes maneras de autopublicar. ¿Cuál es la mejor opción? Hay quienes prefieren ser publicados por una editorial y otros la autopublicación u otras alternativas similares. Todo es cuestión de valorar cada una de dichas opciones y probar con la que más nos gusten.

Personalmente y no es ningún misterio, prefiero la autopublicación o autoedición. No me veo mandando a las editoriales mi manuscrito y no me gusta la dinámica general que llevan la mayoría de ellas. Sin embargo, esta es una entrada que debe de servir de referencia a otras personas por lo que procuraré hablar de las diferentes opciones y sus posibilidades.

Publicar con una editorial es difícil pero no imposible. Como he dicho, debes casi hacer una “peregrinación” con tu manuscrito de editorial en editorial hasta que alguna decida apostar por ti. O por lo menos que alguien se lea lo que has escrito y te dé una negativa. Vamos, que por lo menos te conteste.
Te puedes encontrar de todo y quién mejor lo ha estado explicando a lo largo de un tiempo, ha sido Cristina Roswell hasta que logró encontrar quién le publicase Draculesti. Más o menos, tardó un año y medio en conseguirlo.

Poder se puede. Hollie A. Deschanel también ha publicado su novela Frozen. Y según anunció hace poco, su propia editorial se ha interesado en otra de sus novelas. Sin embargo, quiere publicar otra de sus novelas, Morphine, pero a las editoriales no les interesa por la temática o la ambientación.
Y ese es otro de los principales problemas que te puedes encontrar a la hora de publicar con una editorial: es muy posible que no puedas publicar todas tus novelas porque no sean del gusto de éstas. A un escritor (al menos a mí) le gustaría ver todas (o casi todas) sus obras publicadas. Si no puede ¿qué hace?

Evidentemente, a día de hoy se cuentan con muchas alternativas para que eso sea posible. Pero antes, quiero hablar de otras formas de edición, como es la coedición.

¿Qué es la coedición? Una editorial te ofrece sus servicios para que tú puedas publicar tu obra. Les envías tu manuscrito, ellos lo valoran y en base a él, te dan una serie de precios según el número de páginas y la tirada que tendrá. Pagas y ellos te editan y publican el libro. Un ejemplo de editorial de coedición es Kit-book. Un paso intermedio entre la autopublicación y la publicación tradicional.

¿Qué es mejor? Según cuenta Nisa Arce en su blog, depende de mucho de la forma de trabajar de dichas editoriales. Hay muchísima estafa y hay que mirarlo todo muy bien. Ella conoce casos en la coedición... yo conozco casos que me han contado en la publicación tradicional.

Estafas hay en todos lados pero he observado, desde hace un par de años, cierta predilección de los empresarios por los autores llamados noveles y a su vez, escuchar dichas historias.

Sé bien que un escritor novel y sobretodo, muy joven, tenga ansias y profundos deseos por ver su obra publicada y expuesta en las estanterías de las librerías. Es lógico que, si algún editor se interese por su obra pues se ilusione y esté dispuesto a todo por que su obra sea publicada. Y aunque te ofrezcan el oro y el moro... no se debe aceptar todo.

Tenéis que tener muy presente que una editorial depende de los escritores para subsistir pero a día de hoy los escritores no dependen exclusivamente de las editoriales para ver su obra publicada. Por eso hay exigencias que ni tenéis, ni debéis tolerar. Mucho menos sin un contrato por delante.
No hablo sólo de explotación o de pagarles por adelantado. No, hablo de por ejemplo querer que modifiques algo de tu obra. Que además sea para adaptar una novela para un público más adulto a otro más juvenil. Simplemente por que sí. Sin un contrato por delante y sin la seguridad de que te vayan a contratar. No me lo estoy inventando, es un caso verídico que me contaron.

Repito: comprendo que el deseo de ser publicado sea enorme pero que no os haga nunca perder la cabeza. Vuestra novela es vuestra novela y si debéis hacer algún cambio en ella, que sea por errores ortográficos o estructurales ¡jamás cambiéis la historia por simpatizar con una editorial! Como he dicho, hay muchas editoriales y muchas formas de ver tu obra publicada sin tener que plegarte a exigencias de los editores para que ellos te publiquen.

Y bien ¿cuales son esas alternativas? Todas o casi todas pueden ser denominadas como auto publicación y creo que auto edición. Es decir, es el propio escritor el que, además de escribir, maqueta, editar, corregir... y en fin, prepara su novela para publicarla, se dedica a promocionar y distribuir su obra.

Cuando publiqué Fragmentos, apenas conocía algunas alternativas más además de Lulu para publicar tu libro, como puede ser Bubok. A día de hoy sin embargo, está en boga y existen un sinfín de alternativas: desde esas tradicionales plataformas que se ponen a tu disposición para que lleves acabo la publicación (ofreciéndote todo tipo de servicios) hasta el uso del crowfounding. La idea en cualquier caso, es la misma, tú te lo guisas, tú te lo comes. Pero como ocurre con la edición tradicional, hay alternativas más innovadoras y otras que se acercan más a la coedición.

Ya que será sobre lo que más hablaré más adelante, que enumeraré y describiré cada una de estas opciones y los pasos a seguir en algunos casos, ahora la pregunta es: ¿por qué sería mejor la autopublicación que la publicación tradicional?

Para empezar, tú eres quién controla absolutamente todo el proceso de creación. Hay personas a las que les resulta más cómodo que otros hagan mucho de ese trabajo porque bastante hacemos con escribir la novela. Es cierto, escribir una novela es un trabajo arduo y entiendo esa opinión. Y la comparto en el caso de editoriales que realmente hagan un buen trabajo de edición. Por lo general y como ya comenté no hace mucho en mi blog cultural, no suele ser así y las ediciones de los libros suelen dejar mucho que desear. Si ya como lectora me gusta muy poco (o nada), imaginad lo que me parece como escritora...
Por eso prefiero ser yo la que edite y ser yo la que cometa los errores con dicha edición porque en ese caso, al ser la única responsable, lo puedo corregir de inmediato y además, quedaría más personalizado de cara al público
Al ser tú la persona que edita y publica la novela, todos o casi todos los ingresos son para ti. Lógicamente, si usas una plataforma como es Lulu, la misma debe apercibir un tanto por ciento de cada venta. Andaba en un 20% lo que ellos reciben. Es decir, cuanto menos intermediarios haya, más dinero recibirás por tus novelas.

Evidentemente, no es que vayas a vivir de lo que publiques pero ni con la autopublicación, ni con la publicación tradicional. Quitaros esa idea de la cabeza. Muy pocos son los afortunados que pueden vivir de ello, se pueden contar con los dedos de la mano. Además de escribir, debéis de dedicaros a otra cosa. Basta con que leáis la biografía de vuestros escritores favoritos. Os daréis cuenta de qué profesiones ejercen o ejercían antes o durante el proceso de escritura de sus novelas. Por poner un ejemplo: Juan Gómez-Jurado: escritor y periodista, que colabora en varias revistas y participa en distintos programas de radio y televisión. ¿Qué lográis con esto? Evitar convertiros en alguien como Lucía Etxebarría, que tiene que participar en los debates basura de Telecirco o en algunos de sus shows para poder pagar a Hacienda. Sí, esa misma que dijo una vez que dejaría de escribir por culpa de la piratería... (Enrique Dans por cierto, habló de este último asunto...)

Por supuesto, la autopublicación no es un paraíso, ni mucho menos. Como he dicho, el mismo hecho de tener que hacer tú todo, es un handicap para muchos. Demasiado trabajo. Demasiado riesgo para un resultado incierto. Es posible, pero sin riesgo, no hay recompensa. Y a día de hoy, como digo, hay muchas formas de hacer llegar tu obra sin necesidad de hacer tantos sacrificios.

Iré analizando o comentando cada una de estas opciones pero el siguiente tema a tratar y muy importante, independientemente de lo que hagas, es el de los derechos de autor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán moderados a partir de ahora, sean pacientes si no lo ven publicados de inmediato.Rogaría no hacer demasiado spam en los mensajes, ni insultos, ni groserías, etc, etc. Por lo demás, todos los comentarios serán bienvenidos y muy agradecidos por servidora :D