sábado, 20 de enero de 2018

Año nuevo, vuelta al blog

Davide Bonazzi


No, no estaba ni muerta, ni de parranda. Por desgracia, no haciendo tantas cosas como me gustaría. 

Mi gato volvió a recaer de su enfermedad durante el mes de Noviembre, en pleno NaNoWriMo y a partir de ahí todo fue de culo, cuesta abajo y sin freno. Lejos de volver a recuperarse, sufrió una serie de recaídas que desembocó en la operación que se practica en estos casos extremos. Al menos ya se está recuperando por fin y va todo bien. Pero lógicamente el dinero que le debo a mi padre es mayor así que lo que comenté anteriormente, sigue vigente. La idea, eso sí, es poder seguir con el calendario de al menos publicar una entrada al mes en cada blog. Al menos en principio.

En los últimos meses, sobre todo por necesidad, escribí sobre el #hopepunk aquí en el blog. Lo único, la verdad. El resto ha sido ficción y lo cierto que cuando he podido, no he parado.

Durante el mes de Octubre estuve participando en el concurso de La Maldición del Escritor (mi nueva recomendación para escritores) en el que escribí un microcuento en base a la palabra del día. Mi idea, después de pasarme el mes de Septiembre escribiendo para llegar a tiempo al Cachaba y Boina de la Editorial Cerbero (con el gato no tuve todo el tiempo que hubiera querido), era dedicarme a la ficción corta así que la iniciativa del LDMEinktober me pareció muy apropiada. En este hilo de twitter tenéis los 31.

Los hay mejores y los hay peores pues no siempre tuve la cabeza para buenas ideas o hacer mejores micros. Casi todos, a excepción de tres, tienen de base una captura de un juego o fotografía de stock; los otros tres los hice yo misma en base a una técnica que estoy aprendiendo. De ésos, el de Barco, fue mencionado junto a los ganadores del día, por elección de una de las jefas, Lulu Von Flama.

 


Y luego en Noviembre, pues estuve con el NaNoWriMo como he dicho antes. Ya la gente estaba apuntándose desde un par de semanas antes y me dije ¿por qué no? Tengo unas cuántas historias que necesitan un empujón y el Camp del mes de Julio me vino muy bien.

Tuve siempre, desde primera hora, un poco de retraso pero fui capaz de aguantar el ritmo y estuve a punto de recuperar y ponerme al día. Pero justo entre la segunda y la tercera semana el gato recayó y el desgaste físico y mental fue demasiado como para seguir al mismo ritmo.

Pese a ello... terminé el mes con 41000 palabras en mi haber


Solo finalicé un borrador pero era de una historia en la que me quedé atascada meses atrás y ahora sé bien cómo rematarla y podré reescribirla. También repasé y empecé a reescribir el borrador con el que estuve trabajando en verano y sé qué me vale y qué no. Y empecé a trabajar en uno de los dos relatos que tengo pensados escribir sobre Isidora, la protagonista del relato para #LaOtraFantasíaMedieval.

Hace tiempo empecé a hacer este hilo en twitter sobre mis proyectos pero he decidido añadir una página aquí en el blog hablando de ellos con algo de más detenimiento. Al menos con los que voy a trabajar durante los próximos meses. Ahora mismo estoy peleándome con el relato que voy a intentar terminar para la convocatoria de relatos que organiza Víctor de Amo en su blog, de temática hopepunk. No sé si llegaré porque al igual que me pasó con la convocatoria de Cerbero es ahora cuando tengo disponibilidad y concentración para escribirlo en condiciones. De hecho he decidido ya empezar la reescritura del mismo. Si algo he aprendido en este tiempo es que cuando mi instinto me dice de volver a empezar... es que hay que volver a empezar y cuanto antes lo haga, más tiempo tengo para llegar a la versión final...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán moderados a partir de ahora, sean pacientes si no lo ven publicados de inmediato.Rogaría no hacer demasiado spam en los mensajes, ni insultos, ni groserías, etc, etc. Por lo demás, todos los comentarios serán bienvenidos y muy agradecidos por servidora :D