martes, 14 de abril de 2015

Evernote como herramienta para la escritura

A veces es bueno darle oportunidades a todo, aunque a priori no nos guste, porque lo mismo nos llevamos una sorpresa agradable. O en el mejor de los casos, podemos juzgar con mejor criterio

Con el inminente cierre de Springpadit, la herramienta que usaba como bloc de notas digital general, me veía obligada a cambiar. A qué, no lo tenía claro. Tal y como ya dejé escrito en su día en el post sobre las herramientas de escritura, Evernote no me parecía un buen sustituto, no porque no pudiese serlo si no por el tema de la edición offline. Sin embargo, tras algunos días buscando en Google, no me quedaban muchas opciones: usar la exportación a Evernote que desde Springpadit facilitaban o pasar todo manualmente a Quip, que era el que estaba pensando en usar de forma provisional.

La verdad es que no me arrepiento de haber sido vaga, optar por la primera opción y ya de paso, pues empezar a probar de verdad Evernote. Así llevo ya casi el año y he podido comprobar que no es de las más recomendadas porque sí: es realmente buena y potente como plataforma para crear, almacenar y organizar información. Es muy parecido a Springpadit sólo que a la larga es mucho más estable y la información, si lo sabes hacer bien, queda muy ordenada.

El funcionamiento básico es el de cualquier aplicación de características similares: vas creando notas que guardas en diferentes libretas. Luego, esa información la puedes ir ordenando como quieras. La manera más usada y recomendada es poniéndole etiquetas a cada una de las notas, ya que es ahí donde está todo el potencial de Evernote a la hora de organizar... y a la hora de usar su buscador para encontrar algo en concreto.
Yo además utilizo las llamadas "pilas", que consisten en un grupo de dos o más libretas -se crea fácilmente arrastrando una libreta sobre otra- que por lo general giran en torno a algún tema o interés. Ya de por sí, de Springpadit, tenía una enorme cantidad de información que tuve que revisar y reorganizar, pero una vez te acostumbras a usar con frecuencia Evernote, es difícil no seguir creando contenidos. Más si también usas el web clipper y guardas ahí tus enlaces favoritos. Las pilas son un paso más allá a la hora de ordenar todo y al menos yo, cuando abro el programa, tengo menos sensación de caos. Está todo más "limpio".


Hay otra función que uso algo menos pero igualmente útil cuando vas a estar trabajando continuamente con una libreta o algunas notas en concreto que te puede ahorrar mucho tiempo buscando: los llamados "atajos". Con el botón derecho sobre esa libreta o nota, puedes decir que se añada a atajos y aparecerá en esa sección en la parte superior de la interfaz

Así se ve ahora. Me gustaba más cómo se veía antes
Ahora bien, dependiendo del uso que le vayas a dar a Evernote, te puedes topar con los primeros problemas por el tema del bloqueo de algunas funciones según el tipo de cuenta que tengas. Si simplemente vas a crear notas, sin más, una cuenta fremium es más que suficiente. Aún cuando crees una cantidad ingente de notas extensas... es muy difícil alcanzar el límite mensual de megas que tienes para crear. 

Otra cosa es si por ejemplo, vas a crear notas con contenido multimedia (fotos, dibujos a mano, imágenes...) o vas a subir archivos de documentos o pdfs: como es natural, los 60 mb de la cuenta fremium se te queda pequeña. 

Es decir, técnicamente la cuenta premium o la business están creadas para personas que le van a dar un uso formativo -estudiantes universitarios por ejemplo-, profesional o empresarial. En esos casos imagino que las funciones de las cuentas de pago son muy útiles.

Por otra parte sin embargo, sigo considerando indispensable la posibilidad de usar Evernote sin necesidad de conexión a internet. Sí que es cierto que descubrí sin querer, algo que no sé si es un fallo o realmente va así: las notas que creas en el móvil o en el iPad pueden ser editadas sin conexión a internet y luego se sincronizan con normalidad. Pero sigue sin ser suficiente. Seguramente en otras ciudades o en otros paises las conexiones a internet funcionen como deben de funcionar. Pero aquí no funcionan siempre todo lo bien que una desearía y hay compañías que directamente, no funcionan y sufren caídas continuadas del servicio. Si sufres algo así ¿tienes que pagar para poder editar offline? ¿te tienes que aguantar sin usar el programa? Es algo que puede hacer que mucha gente, pese a lo bien que funciona el programa por lo general, se piense usar cualquier otra alternativa...

Centrándome en cómo utilizo este programa, hay dos que son las más frecuentes y las más importantes.

Springpadit ya contó para mí como herramienta para la escritura (por eso lo incluí en el mencionado post cuando lo creé) pues me servía para tomar nota de las ideas que se me iban ocurriendo en cualquier instante y lugar (no siempre he llevado, como ahora, alguna libretilla pequeña encima) o como empecé a hacer, poco antes de su cierre, copiar anotaciones sobre lo que estuviera trabajando en ese momento para seguir con ello con la libreta.
Con Evernote he ido un paso más allá y se ha convertido en una buena herramienta complementaria a la labor de escritura cuando trabajo fuera de casa o sin el ordenador. Usando libretas, folios o el iPad. Traslado a Evernote un resumen o un esquema de la información que necesite en ese momento de lo que esté escribiendo, y después solamente tengo que consultar rápidamente la aplicación.

Evernote 3
La libreta que estoy usando ahora
Evidentemente siempre han sido textos de poca extensión como relatos o relatos cortos y a lo sumo, cosas muy concretas de algunas de las novelas con las que estoy. Sé que hay quiénes sí que trabajan con novelas o proyectos más extensos en Evernote y es posible que yo lo acabe probando porque para según qué cosas, Zim se me queda un poco corto. Pero por ahora me sirve como una herramienta de apoyo o incluso de referencia en algunos casos. Las aplicaciones de móvil e iPad funcionan también bastante bien y no tardan demasiado en cargar las cosas, sobretodo cuando sincroniza la información. Solamente, que con el móvil me tuve que acostumbrar a que a diferencia de Springpadit, las notas tienen un botón de "editar" para poder escribir en ellas y que no bastaba con tocar la nota para hacerlo xD.

Otro uso frecuente que le doy al programa y que suelen destacar también en los blogs, es el de capturador de enlaces. Lo que viene siendo el de un lugar donde guardar los favoritos o marcadores que normalmente tendrías en tu navegador. Yo de hecho los tenía en Chrome pero con alguna actualización o cambio del navegador empezó a fallar y me guardaba los enlaces donde le daba la gana y luego me volvía loca intentando encontrarlos. Busqué algún programa o algo parecido para guardarlos y cual fue mi sorpresa que vi que recomendaban Evernote y su Web Clipper, que era tan sencillo como instalar su extensión en el mismo navegador y empezar a usarlo, clicando en el icono que te aparece. Empecé hace ya tiempo a pasarlo todo, a organizar en pilas y libretas, y efectivamente, funciona muy bien. De hecho lo que más me sorprendió fue que teniendo ya bastantes cosas pasadas y ordenadas, funciona de forma inteligente: cuando capturas una web en la mayoría de las veces ya sabe en qué libreta te lo debe de guardar.

Evernote 4
En este caso acertó a guardarlo en la libreta de Princesa
No ocurre siempre pues puede ser que no hayas creado aún una libreta específica de ese material y lo guarda donde cree que puede estar relacionado o a veces, lo guarda acertadamente en una libreta pero tú entiendes que va mejor en otra.

Yo lo utilizo para guardar de todo... pero como podéis ver en imagen también para guardar enlaces que pueden ser útiles para mis historias. Para documentación e información que tienes también a mano a cualquier lugar al que vayas.

Notas posteriores

Actualmente estoy en pleno proceso de mudanza a OneNote, cuya aplicación de iPad ha mejorado notablemente.

¿A qué se debe este cambio? Bien, la más importante son las nuevas restricciones en la cuenta fremium: el uso de Evernote a un número determinado de terminales. Concretamente, dos, incluyendo el uso a través de web. Para redondear la jugada, deciden que además suben los precios de las cuentas premium.

Me resultó una limitación tan innecesaria como la del uso sin conexión de notas y libretas, pensaba claramente para empujar a los usuarios a pagar por su cuenta. Para entonces, por suerte, ya estaba probando tanto OneNote como Keep para tomar notas rápidas en el móvil. Por la segunda razón: la cuenta Plus me dio problemas en la última ocasión en que pagué un mes de la misma. Del nivel de por el mal funcionamiento de la sincronización de notas, perder una gran cantidad de información en la que había trabajado durante algo más de una hora y no tener manera de recuperarla porque el historial de cambios de las notas... está en la cuenta máxima, la Businnes. Por no hablar de que lo normal en estos casos es que aparezca un "cambio conflictivo" y te permita revisar las notas sin problemas y tampoco apareció. El cabreo que cogí, como os podéis imaginar, fue importante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán moderados a partir de ahora, sean pacientes si no lo ven publicados de inmediato.Rogaría no hacer demasiado spam en los mensajes, ni insultos, ni groserías, etc, etc. Por lo demás, todos los comentarios serán bienvenidos y muy agradecidos por servidora :D