sábado, 7 de junio de 2014

Control

When an Angel Kill by Brilcrist

El maldito soltó una tremenda carcajada y Raine apenas pudo reaccionar para recibir solo un corte superficial en la mejilla.

-Ohhhh ¿qué te parece? ¿que se siente al ser atacada por tu princesita?

¿Que se sentía? Maldecía la hora en que la enseñó a utilizar armas para defenderse...lo hacía demasiado bien. Le costaba bloquear sus golpes. Ella, la mejor de todos los caballeros.

Ah...pero claro, no deseaba herirla. Su deseo le impedía actuar correctamente.

Clang, clang...

Cada golpe levantaba una gran polvareda alrededor de ellas, haciendo que le escocieran los ojos. A Raine le molestaba pues ya no llevaba el yelmo. A Carisa sin embargo...parecía no afectarle y seguía lanzandole estocadas sin parar. Jadeaba, eso sí.

¿Cómo demonios la paraba?

A su mente llegó de repente el recuerdo de la bronca en la sala del trono. ¿Por qué recordaba aquello tan de repente?

Bueno, lo supo de inmediato, sirvió para perder la concentración los segundos suficientes para perder el equilibrio y crear el hueco perfecto para ser herida. Y vio realmente a Carisa hacer el movimiento para un golpe certero. Fuerte. Tal vez mortal.

Entonces vio perfectamente su rostro y recordó

“No es un requerimiento esencial pero si facilita el que el mago controle a la persona a través de sus malas energías.”

Se dejó caer al suelo para rodar y alejarse de Carisa, dejar caer las piezas de su armadura e ir de nuevo a su encuentro.

“Si entra en contacto con su odio, su rencor o su dolor, el control será inmediato”

Carisa también se movió hacia ella, estoque en ristre para ensartarla.

“Nunca se ha confirmado pero se dice que hay una forma de contrarrestar sin magia un hechizo oscuro de control...”

Dolió como los mil demonios del infierno quemandola con sus lanzas ardientes pero estaba acostumbrada a heridas de arma blanca. Dejó que el acero llegara a traspasar del todo y así poder hacer lo que que quería.

Abrazarla con fuerza.

-Tranquilízate...yo...

Sentir su sangre brotando caliente y empapándola, aquellas palabras, su espada en el suelo...la hicieron reaccionar. Y darle fuerzas para luchar contra el hechizo. Raine notó que se relajaba y soltaba le estoque

Se alegró de no equivocarse y ver en sus ojos el dolor de verse forzada a herirla sin desearlo.

No, en realidad fue un alivio saber que no albergaba rencor en su corazón.

-------------------------------

Y estas cosas que se me ocurren re leyendo Fate Stay Night.

No se me volverá a ocurrir decir que no me aportará demasiado...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán moderados a partir de ahora, sean pacientes si no lo ven publicados de inmediato.Rogaría no hacer demasiado spam en los mensajes, ni insultos, ni groserías, etc, etc. Por lo demás, todos los comentarios serán bienvenidos y muy agradecidos por servidora :D