miércoles, 26 de febrero de 2014

Añorando su piel


Never never land by ElenaKalis


Casandra cerró los ojos con fuerza y agradeció que la luz estuviera apagada para que Héctor no lo notase. En cuanto sintió el cuerpo desnudo del chico sobre ella, se le pasó la borrachera y fue consciente de lo que estaba pasando. Y aunque en principio no le parecía mala idea...ahora no quería.

¿Por qué? ¿por qué la recordaba? No,no la recordaba ¡era peor! Su cuerpo reaccionaba creyendo...que era ella la que tenía su piel pegada a la suya. Y esas sensaciones eran las que despertaban esos recuerdos...más cercanos de lo que deseaba.

Héctor empezó a moverse y ella se dejó hacer. Luchaba contra su mente pero ésta le fue ganando terreno hasta que fue imposible. Su cuerpo sentía que Hector entraba dentro de ella. Y su alma...había retrocedido en el tiempo, a su casa, a su cama...a Eira.

Y siguió por un rato más, aún cuando él se vacío. Luego...lloró en silencio cuando Héctor se quedó dormido a su lado.

Se dio cuenta que aunque quería que Eira fuera feliz...ella no lo sería. Su piel había quedado marcada por la de la chica.


Y para siempre

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán moderados a partir de ahora, sean pacientes si no lo ven publicados de inmediato.Rogaría no hacer demasiado spam en los mensajes, ni insultos, ni groserías, etc, etc. Por lo demás, todos los comentarios serán bienvenidos y muy agradecidos por servidora :D