lunes, 19 de agosto de 2013

La princesa prometida-William Goldman

La princesa prometida de William Goldman

Tras acabar Alas negras, quise empezar otro libro pero decidí que sería una historia de volumen único. La elegida pues, fue esta historia.

Hace muchos años vi en casa de mi prima esta película y esperaba una novela algo más clásica y tras simplemente leer el largo prólogo de Goldman, supe que estaba ante una novela muy diferente. Con leer el primer capítulo, me reafirmé en mi idea.

Hay personas que no leen el prólogo de las novelas. Yo lo hacía, pero de un tiempo a esta parte, lo leo porque suelen ser muy útiles. Este lo es y mucho.
Goldman te cuenta una larga historia sobre sí mismo que en principios no comprendes para que te la está contando. No va al grano y te pone en antecedentes simple y llanamente para que sepas cómo funciona el libro. No voy a decir nada sobre dicho prólogo, simplemente invito a leer. Lo único que voy a revelar aquí es que durante la novela encuentras anotaciones en cursiva del autor, aclarando tal o cual punto o haciendo comentarios personales sobre tal pasaje, pues conoció esta historia cuando su padre le leyó de pequeño este libro.

No hace falta decir que este libro lo escogí también porque buscaba inspiración y referencias para mi propia novela, además de disfrutar de una historia que ya conocía por la película. Pues la experiencia ha sido maravillosa porque me he encontrado con más de lo que esperaba. No sólo me sirve por su temática si no porque es una novela muy atípica y magnífica. Cualquier escritor, esté lo que esté escribiendo, hay una serie de libros imprescindibles que debería leer. Pues este es uno de ellos.

Goldman define el libro de S. Morgenstern como toda una sátira a la nobleza de su época y que de trasfondo cuenta la historia de Westley y Buttercup, pero en realidad es una sátira o casi una parodia de las historias de aventuras clásicas, o de amor de príncipes, princesas y sus amados. De hecho hasta el propio Goldman te describe la novela como la gran novela de aventuras con todos sus ingredientes. Y oye, es una gran novela de aventuras con todos los ingredientes. Pero ¡qué novela!

Su narración, las continuas aclaraciones entre paréntesis de Morgenstern sobre diversos asuntos, la forma de describir, mucho de los diálogos, los personajes caricaturizados... te hacen ver que no es una novela completamente seria. Te ríes en muchos momentos de la novela o con las ocurrencias del propio autor o de Goldman en sus notas. Está bien escrita y te la lees de un tirón. Sus personajes están perfectamente definidos, no son complejos pero no lo necesitan porque sabe caracterizarlos a la perfección: Buttercup es una bella joven no demasiado despierta; el príncipe Hupperdinck es un hombre muy gordo muy aficionado a la caza; Westley aparece como el galán de cualquier historia (el más inteligente, el más fuerte y el mejor con la espada); Iñigo Montoya el español delgado, maestro de esgrima con un pasado complicado en busca de venganza; el Conde Rugen, la mano derecha del príncipe, con una extraña afición por el Dolor; y Fezzik un gigante de tres metros el más fuerte del mundo, amante de las rimas y no muy inteligente.

Por supuesto no son los únicos pero son los protagonistas de esta singular historia


No es ni mucho menos lo que podría ser la típica historia de chico que va a salvar a su damisela en apuros, enfrentándose a sus captores en este caso y que se van juntos a vivir su romance. No. De hecho el capítulo que describe el momento del secuestro y posterior rescate de Buttercup no es más que el principio del libro. Una forma de presentar a los personajes de Iñigo y Fezzik o para conocer la forma de actuar del príncipe Hupperdinck, como todo un cazador. Después, éste logra atrapar a Buttercup y a Westley. La una se queda con el príncipe para salvar la vida de Westley... pero éste acaba en las garras de Hupperdinck y el conde Rugen. En cualquier otra historia, esperarías que Westley usara su inteligencia y conocimientos para escapar de la jaula donde está encerrado o para desmontar la Máquina de Rugen pero no lo hace y muere. Cuando reaparecen Iñigo y Fezzick y parece que van a ir a por él, crees que llegan a tiempo para salvarlo pero no, como digo, muere justo cuando llegan a los muros de palacio. Y antes tienen que bajar todo el Zoo de la Muerte antes de llegar a su cuerpo. Para llevarlo con un taumaturgo que lo revive con una pastilla durante, supuestamente, las horas justas para parar la boda.Y lo hacen de una forma la mar de divertida pero algo desafortunada. Westley en principio no se puede mover porque recupera la movilidad de a poco. Iñigo es herido a las primeras de cambio casi de muerte, Y Fezzik... se acaba perdiendo por el palacio. La princesa prácticamente se casa con el príncipe en una boda apresurada y cuando se queda sola en la habitación (mientras su marido prepara la trampa para provocar una guerra con Guilder), se plantea suicidarse porque piensa que su amado no irá a rescatarla pero llega justo a tiempo. Lo único que el pobre no puede apenas mantenerse en pie y consigue rescatarla engañando al príncipe. Se reúne con sus dos aliados y parten hacia... hacia un futuro incierto. Porque lejos de ser un “vivieron felices” resulta que el autor deja un final insólito y completamente abierto

Por si no fuera suficiente con la historia en sí misma, hay otros elementos que te hacen ver que no es una novela típica. Si cualquiera se pone a leer los nombres de los capítulos y por ellos, suponer cómo será la novela... en el momento en que sabes que Buttercup se va a casar... por ese índice piensas: se casa. Y además se va de luna de miel.

La novela tiene poco o nada de ver con los títulos de capítulos...

Pero todavía queda más, algo que he visto leyendo la wikipedia de la película (estoy pensando si verla o no) u otros blogs, resulta que quién escribió la novela... fue el propio Goldman y no Morgenstern. Hizo lo que hicieron otros escritores en su tiempo, decir que ha cogido un texto existente y que ha actualizado o reescrito el mismo.

Es decir, que la novela, además de ser una sátira en lo que a su historia se refiere... es una completa burla a todos los que leen su novela. Pero adivinaría que sobretodo -por algunos comentarios que hace cuando escribe sus notas- es una crítica al mundo editorial. O también es una burla, a saber...

Por supuesto, tiene momentos de seriedad, especialmente cuando habla de su infancia y de las emociones que despertó ciertos pasajes de la historia. Y es que en cierto modo, dentro de la excentricidad y la burla, intenta dar un mensaje a los niños o jóvenes que lean la novela: hacerles ver cual es la realidad de la vida y es que ésta no es nada justa. Con esa justificación es que culmina la novela con el final que he descrito en spoilers.

Resumiendo y volviendo a repetir: es una novela que todos deberíamos de leer. A lo mejor no es una obra maestra, pero sí es un libro que se debería de leer en algún momento de nuestras vidas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán moderados a partir de ahora, sean pacientes si no lo ven publicados de inmediato.Rogaría no hacer demasiado spam en los mensajes, ni insultos, ni groserías, etc, etc. Por lo demás, todos los comentarios serán bienvenidos y muy agradecidos por servidora :D