domingo, 31 de marzo de 2013

Mount&Blade: Warband

Durante mucho tiempo, desde que empecé a escribir el relato de Princesa, me empeñé en buscar un juego de corte medieval, para tener algo más que el Skyrim. A lo largo del verano había recuperado la costumbre de jugar, así que veía doblemente apropiado, encontrar algún juego que me pudiera valer para el relato. ¿O tal vez era simple deseo de jugar a algo medieval? Quién sabe...


Me planteé instalar Diablo II o Neverwinter Night (tengo los dos juegos con sus correspondientes expansiones) pero no quería tampoco instalar demasiadas cosas para distraerme o para ocupar espacio en el ordenador. Para más comodidad y mayor eficiencia, dedico muchos gigas de espacio a lo que es el máster o más bien, a mi entorno de trabajo... por eso en un principio, cuando hace un año me arreglaron el ordenador y me lo formatearon... no instale practicamente juegos. Pero luego de ver que me ayudan a relajarme y despejarme, fui un poquito más flexible e instalé alguna que otra cosa. Decidí que podía instalarme alguno de los dos si no encontraba nada en Steam, que es la plataforma que ahora uso para los juegos. Por otro lado, también buscaba juegos en la AppStore sin mucho éxito. Bueno, uno muy bueno es el Infinity Blade 2... pero para entonces aún tenía el iPad 1...


Por suerte, gracias a las frecuentes rebajas de Steam, vi de casualidad un pack que pusieron para Halloween: Mount&Blade. Desde hacía tiempo me había fijado (por mi hermano y por la publicidad) en Chivalry pero quería algo más rolero, no de tanto acción... justo lo que es Mount&Blade.

Me bajé primeramente la demo para probar que valía la pena y funcionaba en mi ordenador... y me quedé completamente enganchada al juego.


Mount&Blade es un juego indie medieval y de rol muy realista. Yo me bajé la demo del primer juego pero actualmente hay varias expansiones y el M&B 2 viene ya de camino. Al final, lógicamente, me pedí para regalo de cumpleaños el pack completo rebajado... y me quedé muy contenta, la verdad. Aún siendo en inglés pero bueno, tengo un traductor medio decente en el iPad que me ayudó bastante xD

He dicho que es un juego de rol pero lo cierto es que no es un juego típicamente rolero. Cuando comienzas una partida nueva, sí que tiene mucho de rol: te van relatando la historia de tu personaje desde su infancia hasta la juventud o la edad adulta (más o menos) y tu vas perfilando tu personaje conforme elijas un camino para éste. Las opciones van desde un ladronzuelo pobre hasta un noble venido a menos. Dichas elecciones determinan las características básicas con las que partirá tu personaje antes de que tú lo completes después repartiendo puntos. A partir de aquí, el parecido con los juegos de rol es pura coincidencia. Aunque cuentes con características como carisma, fuerza, inteligencia... las funciones que tienen son muy diferentes a las de un juego de rol. Y tengo libros de rol de sobra para saber de qué hablo xD

Por ejemplo, la característica más importante del juego, lejos de lo que parece... es la Carisma. Normalmente suele servir para ser más... carismático en el trato con lo demás... pero en M&B es básico para que puedas llegar a liderar un ejército...

Me explico:



Una vez eliges las características de inicio y defines el físico del personaje, comienzas a jugar. He bautizado esta entrada como Warband porque es una expansión independiente que no es ni más ni menos que la versión mejorada del primer juego, corrigiendo infinidad de errores, mejorando otras cosas y con una traducción bastante decente al español.

Una de esas mejoras es que cuando comienzas a jugar tienes un tutorial de inicio para hacerte una idea de lo que puedes empezar a hacer en el juego. En el primer juego, sólo contabas con una serie de tutoriales donde te enseñaban desde el movimiento del personaje hasta el uso en la lucha de las diferentes armas posibles, tanto a pie como en combate a caballo. Debido a estos tutoriales y antes de empezar una partida, me sentí decepcionada pensando que realmente estaba centrado en la lucha. Ni mucho menos




Cuando empiezas el juego en la primera versión, te plantan en medio del mapamundi, donde tu personaje acaba de salir de un campo de entrenamiento. Cuando empiezas a desplazarte, te explican el funcionamiento del mapamundi... y ya. 


¿Y qué tienes que hacer en el juego? Supongo que eso es lo que lo hizo más atractivo... descúbrelo tú solita. Claro que, por otra parte, el empezar sin tener ni puñetera idea, te hace perder el tiempo... y muchas otras cosas...

En el juego eres un aventurero que llega a las tierras de Calradia en busca de aventuras, fama, dinero... etc. Llegas solo con tu caballo, algo de dinero, una espada y una ballesta con virotes. ¿Y qué haces cuando no sabes lo que se supone que tienes que hacer? Pues explorar... vamos, empezar a moverte. Vas descubriendo entonces que el realismo del juego llega a que tardas “horas” en llegar a según qué sitios, que pasan las horas del día y se hace de noche, puede llover, caer niebla, nevar en las zonas de más al norte...
Por el camino, te encontrarás ejércitos numerosos de los diferentes reinos de Calradia, que luchan a veces entre sí, caravanas de comerciantes, grupos de granjeros que van viajando de una ciudad a otra... y todo tipo de delincuentes: saqueadores, asaltadores, desertores, piratas... todo depende de la evolución del juego, del reino que visites y la situación geográfica en la que estés.
Comenzar sin tener ni puñetera idea de lo que tienes que hacer, te garantiza que un grupo pequeño y cualquiera de saqueadores (los más débiles) te den una paliza y en el mejor de los casos, te dejen sin caballo y alguna cosa más. En la mayoría de los casos, te toman de prisionero y te llevan con ellos hasta que por cualquier motivo y varios días después, eres capaz de huir.

Y es que como he dicho antes, el parecido con un juego de rol, termina cuando comienzas el juego. El realismo del juego llega hasta el punto de que se cuidan la mayoría de detalles. El más importante es que aunque seas el protagonista en el juego... no eres ningún héroe. No eres alguien que, solito con su talento con la espada (o el arma que sea) y su magia, puede plantarse ante un grupo de diez tíos y acabar con ellos. Aquí, en Mount&Blade, los diez tíos armados con piedras y palos de madera, sin más protección que sus gorros y protecciones de cuero roído (si lo llegan a tener) te dejan inconsciente en un santiamén.
Cuando te pasa esto un par de veces y huyes despavorida al pueblo más cercano, te das cuenta de que hay una opción llamada “reclutar voluntarios”... y sirve para reclutar gente que te acompañe en tus aventuras. Con suerte y algo de entrenamiento, a base de luchar contra los grupos de maleantes o usando tus habilidades (hay una para el entrenamiento) se convertirán en tu propio pequeño ejército.



¿No decía que la Carisma en este juego es básica? Pues es porque la base de este juego, para poder avanzar y evolucionar, es tener tu propio grupo o banda que te ayuden a combatir. Y cuánta más Carisma tengas, más grande será tu tropa y mejor la podrás liderar. Al principio, mientras te dedicas a perseguir saqueadores, ayudar a los pueblos o comerciar para conseguir dinero (ya que tienes que alimentar y pagar a tu tropa todas las semanas), con un grupo de unas treinta o cuarenta personas, te apañas muy bien. De hecho, los grupos más pequeños te huyen en cuánto te ven aparecer y los de veinte o treinta personas, si son valientes (o suicidas) sí salen a tu encuentro. Si no, debes correr tras ellos para atraparlos.


Como decía antes, en Warband te ahorran este proceso y con un pequeño tutorial, te explican parte del funcionamiento básico del juego: te sugieren una misión, te obligan a reclutar cerca de diez personas, combates, comercias... En resumen, una vez terminas el tutorial, sabes lo justo para avanzar en el juego


¿Qué se puede hacer? Muchas cosas. Demasiadas para enumerarlas porque se podría decir que el juego cuenta con varias fases: tus inicios, tu consolidación como banda independiente, tus días como vasallo y (por deducción) tu camino como noble y, por qué no, como mandatario de uno de los reinados. Y hagas lo que hagas y cómo lo hagas...tu banda irá contigo hasta el final. Con el tiempo incluso, puedes formar un ejército propio con la ayuda de los grupos de otros aliados.



Esto en principio puede resultar un handicap porque casi todos los combates (salvo algunas excepciones) son combates de bandas y el caballo es esencial, muy ventajoso...y un poco complicado de manejar. Saber controlarlo, puede significar la diferencia entre vencer y ser vencido. Y si cuentas con más jinetes en tu banda...

Este detalle sin embargo, fue el que me hizo recordar a cierto anime que hacía poco había visto. Si habéis leído entradas anteriores de estas Anotaciones ya lo sabréis...

Sí, Berserk.


Esto hizo que me planteara la pregunta: entonces ¿son fieles a la Historia? La fidelidad de este juego no deja lugar a dudas y con su gran realismo, lo convierten en una joya pero afirmarlo a partir de otra historia, es cuanto menos, muy placentero. Teniendo en cuenta las licencias que Berserk se debe de tomar, ya que no deja de ser una historia de fantasía...

Ahora la pregunta es ¿qué me aporta a la novela?

En primer lugar, la ambientación, el modo de vida, el desarrollo de acontecimientos, un conocimiento general sobre cosas como armas, armaduras y otros objetos, formas de combate (aunque algunos se notan más artificiales), torneos medievales, asedios...y una lista muy larga de lo que sé y lo que que me queda por saber. Conocimientos que por otra parte podré ampliar con novelas y libros especializados

En segundo lugar, encuentro a las bandas como un inicio muy apropiado para la orden de Caballería. Bueno a día de hoy puedo afirmarlo, por lo que llevo de trabajo con el borrador de La leyenda del caballero guardián: es el mejor origen.

Tanto Berserk como este juego me han ayudado a construir y perfilar el reino de Amaranda, antiguamente dividido en tres, a la creación de parte de su historia y cómo no, la historia de Godric el Manco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán moderados a partir de ahora, sean pacientes si no lo ven publicados de inmediato.Rogaría no hacer demasiado spam en los mensajes, ni insultos, ni groserías, etc, etc. Por lo demás, todos los comentarios serán bienvenidos y muy agradecidos por servidora :D