jueves, 21 de marzo de 2013

La princesa y el estoque


Sword Art Online-Asuna Yuuki by dpghoastmaniac2




-¡¡¡Maldita!!! ¡¡¡MALDITA!!!
Oliver cerró la puerta de un portazo y se alejó soltando alaridos de dolor. Carisa estaba en el suelo sentada en una postura extraña sosteniendo el estoque a la altura de su cabeza. Su filo chorreaba sangre desde su punta hasta la mitad de la hoja para caer goteando al suelo entre sus pies. Respiraba entrecortadamente y el corazón le seguía latiendo con violencia. Tardó un rato en reaccionar, dejar caer el estoque y sentarse sobre su catre. Se echó a llorar pero intentó que nadie la oyera.

Pensaba que no sería capaz de hacerlo. Pero lo hizo y no era eso lo que la apenaba. Ni siquiera los nervios.

Oliver se estaría preguntando cómo lo había hecho y cuándo había aprendido una espada. La respuesta no tardaría en saberla: Raine de Sedna.

-------

-¿Estás segura de esto?
-¿Tú no lo estás?- Carisa se sonrojó avergonzada, y caminar con torpeza con ese equipamiento aumentó su azoro
-Entiendo que es importante por mi seguridad. Pero...
-Tienes miedo de que alguien sepa que te estoy enseñando a luchar y de las consecuencias que pagaría por ello ¿cierto?
-Sí, Raine...no quiero...no...
Raine puso su mano libre sobre su hombro con suavidad y sonrío.
-No te preocupes tanto por mí. Te he traído hasta las afueras de palacio y a estas horas precisamente para evitar que nadie nos vea. Preocúpate más de tu seguridad
Dicho eso, empezó a preparar todo lo que iban a necesitar.

Tras la marcha del impostor de Kiefer y la poca importancia que el rey Jacob le había dado al asunto, Raine tomó aquella decisión de enseñarle algunas nociones básicas de lucha, defensa personal y esgrima.
Ambas sabían que, aunque no estaba explícitamente prohibido, no se veía con buenos ojos e incluso se sancionaba a los caballeros que transmitían ese tipo de conocimientos. Los más elitistas lo consideraban un pecado, digno de los más duros castigos por hablar de algo único de los caballeros. La mayoría pensaban que era una forma de avergonzar a la orden, ya que se ponía en duda su eficacia. Al fin y al cabo, ellos existían para que los nobles no tuvieran esa necesidad
De hecho, entre la nobleza estaba mal visto también. Al menos entre las mejores familias ya que podían permitirse contratar caballeros. Sólo los de menor rango o los que eran militares activos conocían el arte de la lucha. Las mujeres, por supuesto, ni se planteaban agarrar ni un cuchillo de cocina.

Mas Raine no era un caballero al uso y Carisa no era una princesa corriente. Ya llevaba a cabo actividades impropias de su posición, no le importaría dar una patada donde fuese menester o coger una daga para defenderse aunque no le gustase la violencia. Y Raine dormiría más tranquila sabiendo que ella sabría protegerse en los escasos momentos en los que ella no pudiera hacerlo. Eso, en realidad, garantizaba por completo que Carisa siguiera con vida. Nada había más importante que eso para ella.

De hecho no le habría importado hacerlo en la sala o en el campo de entrenamientos pero Carisa se quedaría más tranquila si no las veía nadie, así que encontró un claro adecuado en el bosque.

Raine había llevado un pelele de madera, espadas cortas del mismo material y armaduras acolchadas. Carisa ya llevaba la suya puesta y Raine no tardó en ponérsela. Después se situó junto al pelele dejando a Carisa enfrente. Con ayuda de su espada, le fue explicando y señalando a la princesa, en primer lugar, los puntos mortales del cuerpo humano, los que daría una muerte rápida o haría desangrarse a una persona en poco tiempo. A Carisa le desagradó
-Te lo cuento no para que mates a nadie sino precisamente para evitar que des en ninguno de estos puntos vitales. Hay otros, que son los que te enumeraré a continuación, que te servirán para dejar fuera de juego a tu enemigo.
Se los dijo, los repitió todos dos veces más y luego le hizo enumerarlos y señalarlos. Cuando quedó satisfecha, se colocó frente a Carisa. Era el momento de la acción y lo que les llevaría más tiempo.
Le enseñó cómo usar y coger correctamente un arma del tamaño de una espada e incluso sacó su propia daga para que supiera cómo usar uno de ese tamaño o cualquier otro de tamaño aproximado. Después, empezó a enseñarle los movimientos básicos de esgrima, centrándose en el bloqueo, la defensa y el contraataque y una vez los dominase con cierta fluidez, le enseñaría cómo atacar en primer lugar.

El tiempo real del que disponían para que nadie se diera cuenta de lo que hacían o de la ausencia de ambas, era de una hora o apenas dos, con lo que en una sola sesión no tenían suficiente. Raine necesitó un mes no seguido, recurriendo a diferentes excusas para justificar las salidas de ambas, para que Carisa se acostumbrara a las armas y aprendiera todo. Le costó algo más de lo que calculó pues a la chica no le terminaba de gustar.

-------------------

Por eso lloraba después de atacar a Oliver. Raine quiso profundizar más en sus enseñanzas pero se negó porque le hacía sentir muy mal. No se sentiría nunca cómoda con las armas y aunque fuera por su bien...nunca le agradaría la violencia

Ahora, al menos durante un buen rato, se sentía muy aliviada. Gracias a eso, había salvado su integridad. Y de seguro que Oliver se lo pensaría mejor antes de intentarlo de nuevo.
--------------------------------------------------------------------------

No me ha gustado mucho como he terminado este fragmento, supongo que al final lo mejoraré.

Esta es otra idea que se me había ocurrido en estos días atrás y quería trabajar en ella. Me gusta, pero sé que de ahora a cuando trabaje en serio con la novela, puede haber cambiado la idea o puede acabar en el cajón.

Lo que sí ha hecho es volver a hacerme pensar en el contexto histórico de la novela. Con La leyenda del Caballero Guardián estoy construyendo toda la historia y tengo ya una idea del contexto en el que está la historia de Godric. La cuestión sería ¿cuánto tiempo pasa entre sus aventuras y las de Raine y Carisa? ¿Uno se desarrollaría a comienzos del medievo y otro a finales? ¿a mediados? ¿o la sitúo la última tirando más para lo que equivaldría el Renacimiento?

Sí, es una historia de fantasía y me puedo permitir no ser tan estricta pero está bien contar con una base. Lo del Renacimiento me ha recordado otro juego al que debería de volver a jugar y me ayudaría muchísimo en ese aspecto: Assasin Creed II

La ambientación y recreación de todo es fabulosa y el juego me gusta mucho. ¿El problema? Es de consola y actualmente dispongo de muy poco tiempo para ponerme con ella porque me conozco y echaría mis horitas. Así que supongo que el experimento esperará todavía un poco...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán moderados a partir de ahora, sean pacientes si no lo ven publicados de inmediato.Rogaría no hacer demasiado spam en los mensajes, ni insultos, ni groserías, etc, etc. Por lo demás, todos los comentarios serán bienvenidos y muy agradecidos por servidora :D