martes, 1 de noviembre de 2011

The Notebook (El Diario de Noah)

(No pensaba publicar la entrada pero me lo he pensado mejor... creo que merece la pena despotricar un poquito y avisar a los insensatos que piensen verla de que no lo hagan. Lean el libro, es más sano :))







Cuando veo cualquier película, la suelo ver de un tirón una vez puesta y sólo paro cuando es estrictamente necesario. He de decir que con esta película he tenido que hacer un parón de “o paro ahora o ya sí que no la termino de ver”. Porque si tuviera que definirla en una palabra, como hice con el libro, sería: comedia.

Por lo general, cuando empiezo a ver una película, la suelo terminar, me guste o no, tal y como hago con los libros. A excepción de un libro, que he sido incapaz de terminar y de una película, que no me quedaba más remedio que ver porque ya me había gastado el dinero en entrar a verla.

Pues El Diario de Noah (una mala traducción) ha estado a punto de convertirse en la primera película que dejo a medias y sin terminar de ver. Me he quejado de la pésima adaptación de las dos películas de los dos primeros libros de Moccia, especialmente de Ho voglia di te pero al menos, ambas películas estaban lo bastante bien hechas para ser vistas de un tirón sin tener ganas de cortarla. Pero es que lo de esta película, no tiene ni nombre.

Yo entiendo, que tal y como está concebido el libro, es difícil tratar con muchos puntos de la historia y que hay que tomarse muchas licencias. Darle rienda suelta a la imaginación. Tirando de lo poquito que hay del libro sobre algunas cosas y de lo bien definidos que están Noah y Allie........ pues ni aún así, son capaces de hacer al menos una adaptación correcta.

El Diario de Noah es un despropósito detrás de otro, es el manual para todo aquel director que quiera tirar todo el valor de un libro por la borda y convertir la historia en un auténtico chiste. Para hacer la típica comedia americana, película palomitera que siempre hay todos los años en las salas de cine. De las de echar el rato. O al menos así se puede definir viendo muchas cosas de la película. Lo peor es que es tan mala que se queda a la altura del betún incluso de algunas de esas pelis palomiteras.

Son suficientes los cinco primeros minutos de película para saber cómo es. Para darte cuenta de que los personajes están completamente deformados, que cualquier parecido con el libro es pura coincidencia y para acordarte de todas las americanadas que hay sobre historias de chico conoce a chica porque tiene todos los topicazos. A Noah, con sus diecisiete años, lo pintan como un buenazo algo alocado y a Allie... como la típica niña chillona, rica, que no se fijaría en un tipo como él. Partiendo de esa base, crean otro Romeo y Julieta modernos más para la colección. La típica historia de amor que parece imposible, complicada aún más por unos padres de ella que tienen un desmesurado protagonismo y condimentada con más, más y más topicazos. Un montón de topicazos que escritores como Nicolás Sparks o Federico Moccia (y muchos más) intentan romper.

Los personajes, además de deformados por completo y sujetos a esos canones clásicos de comedia romántica, no evolucionan demasiado. Supongo que es por el hecho de que el tiempo transcurrido aquí es muy diferente al del libro. De hecho me he acordado de Ho voglia di te y me he preguntado si es que los directores de cine tienen una concepción del tiempo, distinta de los escritores. O son tan inútiles que no saben utilizar sus recursos para transmitir el paso del tiempo. Porque igual que en la italiana, habían pasado tres o cuatro meses en vez de dos años... aquí han pasado solamente SIETE años... cuando en realidad, en el libro, son cerca de QUINCE. Ahí está uno de los principales problemas de la película, junto a muchos otros tantos que se inventan, que provocan que la poca evolución de los personajes sea completamente diferente de cómo lo hacen durante el transcurso del libro.
Tenemos así que por ejemplo, Noah pasa a ser un hombre amargado y destrozado por la historia a medias con Allie. Allie sin embargo, evoluciona mucho menos, es idéntica a cuando es una adolescente... pero peor aún si cabe. Más chillona y más pesada. Su personaje no parece trastornado por el hecho de haber conocido a Noah, de alejarse de él, de no recibir sus cartas y acepta a Lon como si nada.

Podría hablar de toda la película, de todos sus fallos, garrafadas, sinsentidos y estupideces, pero para no alargar demasiado, me quedaré con las secuencias memorables. Aquellas en las que se nota la involución de los personajes o todas las que se ve que la película es cualquier cosa menos romántica. Si alguien va a echarle valor y verla, o no ha leído aún el libro, es mejor que deje de leer a partir de aquí.

Empecemos con el principio de la película, o casi el principio. Cuando los chicos empiezan a salir y conocerse. Hay un momento digno de destacar donde se concentra todo lo que he dicho hasta ahora, especialmente de Allie, porque es donde... luce más: en la primera vez. O mejor dicho, no-primera vez. Lo que en el libro es algo muy importante para ambos, especialmente para Allie pues no llega a tener nada así con Lon aquí es motivo de risa. Es decir, una soberana mierda. Hablando pronto y mal.
La escena se desarrolla en la casa que después arregla Noah. Él se lo está explicando a la chica y claro... es el momento propicio para hacerlo. De hecho, ella le pide que lo hagan. Y se desnudan y se preparan para hacerlo. Y antes de poder empezar a hacer nada, ella empieza a hablar. Pero no a decir cosas bonitas, no. A soltar un torrente de palabras, de más y más tonterías hasta el punto que el pobre Noah se incorpora desesperado. A todo esto, me había bajado sin saberlo una versión con sonido del cine y esta fue una de las veces en las que la gente se hartó de reír. Con todo motivo, porque yo también me reí. Lo peor de todo es que no hacen nada porque cuando por fin Allie se calla un ratito, llega Finn diciéndoles que los padres de ella la están buscando desesperadamente.

Dan paso a otra secuencia, una de las más patéticas de toda la película. Aquí lo que se ve estupendamente retratado es el carácter de comedia americana del montón. Todo gracias a Allie y a la escenita que monta cuando está hablando con los padres de su relación con Noah. Momento melodramón en el que ella, con lagrimitas y abrazada a su padre, le dice que ama a Noah y que no quiere irse sin él. Quedan tan.. estúpido. Tan... artificial y poco creíble.
Y justo después, llega algo que se seguirá viendo en otros momentos de la película y que mata también lo que es el libro. Noah ha oído toda la conversación de su chica con sus padres y se marcha. Allie sale y lo sigue y él le dice que lo mejor es terminar. Lo que viene a continuación es otra de esas escenas clásicas de peleas de enamorados en las que la chica patelea y reparte guantazos al chico, mientras éste aguanta estoicamente la que le cae. La gracia es que encima, después de la pataleta, resulta que no “han roto” que sólo ha sido una pelea y quiere remediarlo. Pero es tarde y se tiene que ir, después de que a sus padres les de la vena de querer irse ya del pueblo.

Se van supuestamente a Nueva York, para que Allie vaya a la universidad pero resulta de que no, de que siguen en el pueblo de al lado... o la ciudad, no queda muy claro pero resulta básico para lo que hacen en la película y para la evolución que tiene el personaje de Noah.
Decía antes que el tiempo es uno de los principales motivos por el que la película resulta un desastre pero la demasiada cercanía de Allie, también es otro de los motivos por el que Noah cambia tan radicalmente para mal.

Ambos intentan mantener sin éxito la mencionada correspondencia, durante un año exacto. Noah decide marchar al frente y vuelve, según luce el propio actor, en poco tiempo. Supongo que un año o dos años. No se habla de otros trabajos, se menciona un supuesto pago que no me ha quedado claro de quién es y con ayuda también de su padre, comienza la construcción de la casa.
A partir de esa decisión, podemos hablar de la escena más importante, consecuencia de esa cercanía, de que Allie no esté en Nueva York sino en el pueblo/ciudad de al lado. A la que va Noah a comprar los avíos para empezar la reconstrucción de la casa. Y casualidades de la vida, desde el transporte en el que va (un autobús de la época) ve a Allie por la calle.
Por el poco tiempo que ha pasado, sigue pensando en ella y por eso baja del autobús para seguirla. La ve entrar en un restaurante y esperar pacientemente a su amado Lon, que al llegar la besa. Y Noah los ve juntos, quedándose completamente trastornado.

¿Qué ocurre a partir de aquí? Noah sufre una radical transformación que nada tiene que ver con el Noah del libro, que no tiene que sufrir ese encontronazo casual porque ha pasado más tiempo en la guerra y ella está más lejos.

El personaje se convierte en un hombre totalmente amargado y frustrado que para olvidar esos sentimientos, sigue adelante con la casa (que piensa en quemarla una vez terminada y luego que a lo mejor la vende), se va a pasear en canoa (sí, para aliviar su fustración y no por amor a navegar), le da a la bebida (exacto, un borracho) y se acuesta con una mujer, supuestamente la viuda que se menciona en el libro.

Si antes hablaba de que el personaje no mostraba cambio físico alguno, a partir de aquí, Noah luce completamente desaliñado, con barba, pelo más largo, ropa sucia (juraría que en muchas escenas lleva la misma camisa) y siempre, siempre con una botella en la mano. De hecho es así como recibe a Allie en el momento de su reencuentro.

He de confesar que pese a lo catastrófico de la película hasta ese momento, con más escenas rídiculas a la altura de la no primera vez, tenía esperanzas en que la película diera un giro a partir de ese reencuentro, que es lo más bonito del libro. Pues me volví a equivocar.
Era lógico por la construcción de los personajes, Noah tal y como lo acabo de describir y Allie, aparte de evolucionar poco y no ser capaz de transmitir la actriz que el personaje sigue sintiendo algo por Noah, es exactamente igual a cuando más joven pero elevado a la enésima potencia... es decir, ha pasado de una niñata chillona a una zorra chillona.

O dicho de otra manera, son dos personas muy diferentes que tienden a repelerse muchísimo. Es algo que se ve muy bien ejemplificado en una escena casi final, cuando Allie sabe que Lon ha ido a buscarla y tiene que irse. Una escena que dice exactamente qué es el libro para los que han hecho la película: nada. Es una escena llena de gritos y muchos, muchos insultos: que si hijo de puta, bastardo, arrogante... de tirar el libro por la borda cuando Noah le echa a Allie a la cara las señales que ella supuestamente le ha enviado. Señales que sirven en el libro para desatar la pasión aquí funciona como arma arrojadiza.
Con ese panorama es normal que cuando hablen más tranquilamente de su relación, digan que su relación es muy complicada porque son muy diferentes y se pasan el tiempo discutiendo y chillando. Que si quieren estar juntos, deben trabajar duro a diario.

Toda la magia de la historia de amor entre Noah y Allie queda reducida a eso, a una relación tortuosa, la cual no sé ni cómo llega hasta donde llegan en el libro, a la vejez. De la cual empiezo a hablar ahora.
Probablemente porque los actores son más veteranos, lo correspondiente a esos momentos tan duros en el libro, son tratados de forma más correcta que el resto de la película. No del todo, porque el Alhzeimer toma el nombre de demencia senil (que se supone que no es exactamente lo mismo) y debido a la evolución de los personajes, el punto fuerte de todo esto (el amor luchando contra la enfermedad) también se diluye bastante. Por lo demás, y quitando alguna licencia, está todo bastante pasable.

Podría mencionar alguna cosa más, escenas como digo bastante rídiculas, frases estúpidas dignas de la comedia americana que es, algún topicazo más como la confesión de la madre a la hija (que ni me molesto en describir) o algún absurdo más, como el tratamiento a la amante de Noah, que aparte de tener más protagonismo, es bastante humillante. Llegar a la casa de Noah, preguntar por él, que te presenten a la susodicha Allie... ¡y pasar el día con ellos como si nada! ¿Por qué? Pues no lo sé, es algo que no entendí. Será porque si estoy en la piel de esa chica, ni loca me quedaba más de cinco minutos en la casa.

Como conclusión, podría decir que a cada adaptación que veo al cine de un libro, más me convenzo de que si alguna vez publico mis libros, me pensaría muy mucho el hacer una película de ellos. Y que si la llego a hacer, estaría muy encima de todo, empezando por ser yo quién escriba el guión.

4 comentarios:

  1. eres la primera en criticar esta pelicula y dejarme realmente convencida de mi postura, no he entendido bien hasta que punto podrias recomendar el libro, pero igualmente quiza le de una oportunidad.
    Los actores han sido muy alabados por su actuacion, y es algo que francamente no entiendo, en lo personal, la actriz me desagrado bastante, he sentido vergueza ajena, siendo mujer, es gracioso si se lo piensa, pero es real; en fin quiza por escrito no se sienta tan cliché como en el film, y de seguro habra habido mas posibilidad de desarrollo en los personaje. Gracias por tu critica, me he sentido enormemente comprendida. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debes ser la primera persona que ve la película sin leer el libro y no encontrarla bonita. Casi todo el que me dice que la película es bonita, no se ha leído el libro, por eso entiendo que les parezca bonita. Si lees el libro, intenta ver otra vez la película... tendrás una opinión aún peor de la película ;).

      Y es que el libro es sencillamente precioso, lo recomiendo mil millones de veces antes que la película. Yo lo leí antes que ver la película y hay un post en el blog sobre el libro, si quieres te paso el enlace pero cuento cosas importantes del argumento. Y ese es libro es para disfrutarlo, no tiene prácticamente nada que ver con la película.

      Gracias a ti por comentar!!

      Eliminar
  2. ¡Bellísima! El Diario de Noa, es una de las cosas bien hechas, una película bien narrada con los sentimientos bien expuestos y una de esas experiencias cinematográficas que van pasando de boca a boca sin parar porque se quedan en el recuerdo como algo bello y hermoso. Puede que esté plagada de tópicos y lugares comunes, pero por alguna razón eso no molesta. Además no me van a negar que Rachel McAdams es hermosa a la par de Ryan Gosling, el hombre más hermoso del mundo. ¡Ay a mí me encantó!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser y seguramente mucha gente lo vea como tú pero por mi parte, supongo que por leer primero el libro (una mala costumbre que tiene una...), la puedo ver muchas veces (la repiten en la tele mucho) pero seguirá sin gustarme

      ¡Gracias por comentar!

      Eliminar

Los comentarios serán moderados a partir de ahora, sean pacientes si no lo ven publicados de inmediato.Rogaría no hacer demasiado spam en los mensajes, ni insultos, ni groserías, etc, etc. Por lo demás, todos los comentarios serán bienvenidos y muy agradecidos por servidora :D