miércoles, 15 de diciembre de 2010

Federico Moccia: Perdona si te llamo amor

La otra noche terminé al fin el segundo libro de la historia de Alex y Niki, Perdona pero quiero casarme contigo. Ya leí hace unos meses Perdona si te llamo amor y estrenando el iPad como lector de libros, empecé con la continuación.

Comencé a leerlos por recomendación de una amiga y porque mi madre apareció en casa con el primero en edición de bolsillo, a raíz del estreno de la película en los cines (con dos años de retraso, por cierto). Tengo todos los libros pero de momento puedo comentar estos dos.

Como siempre, avisaré en el momento en que revele algo importante de la trama de ambos libros aún así, aviso de que se me puede escapar algo. Si alguien no los ha leido, que se abstenga de leer. Quién avisa no es traidor :)

Perdona si te llamo amor

El comienzo de este libro puede resultar bastante pesado para algunos. A mí me lo resultó puesto que no arranca realmente la trama principal (el encontronazo entre los dos protagonistas) hasta que has avanzado algo más de una cuarta del libro.
Moccia hace una presentación adecuada de todos los personajes que encontraremos en el libro y que la mayoría de ellos, girarán entorno a la pareja, por ser amigos, conocidos, compañeros o sus respectivas familias. Luego, otros personajes que nada tienen que ver con ellos, personajes secundarios que sirven para ir enlazando todas las historias, para comprender muchas de los sucesos que se desarrollan en el libro.

Tanto este libro como el siguiente, hay que tomarlos como un todo, como un conjunto, pues al autor le gusta jugar con los tiempos y los espacios. No se centra únicamente en el presente, puede a veces retroceder en el tiempo, dar saltos temporales hacia el futuro y luego volver al tiempo presente. Te puede contar lo que están haciendo dos personajes en ese mismo momento en distintos puntos de la ciudad e incluso narrarte algo que en un primer momento no entiendes hasta bastante capítulos después. Para ello, se basta de múltiples recursos, el más frecuente el de narrar la historia de muy diferentes personajes, desde cuya perspectiva vamos conociendo todos los detalles.

Es una característica adecuada para los mensajes que Moccia quiere transmitir en su libro y para darle en cierto modo, un mayor realismo a la historia aunque no será en lo único en lo que trabaje. Es muy detallista y no se le escapa nada, cuida de brindarle a la historia todo lo necesario para construir las historias de amor que va desarrollando, para que los personajes tengan vida y recuerdos propios y el lector viva los momentos con ellos: canciones, películas, libros, citas, lugares, objetos... todo va encajando en el perfecto puzzle de una historia de amor que puede ser posible.

Salvando los obstáculos (¡¡ojo, puede haber SPOILERS!!)

Encajar puede ser la palabra más adecuada para hablar de la relación de Alex y Niki. Su relación es una perfecta armonía y compenetración, de dos personas que les separa desde que se conocen, la diferencia tan grande de edad.

Perdona si te llamo amor es, como puede esperarse, un canto al amor, a ese que no está atado a prejuicios ni tópicos de película. Un historia completamente real lejos de lo que pueda parecer, llena de muchos momentos de simpatía en los que ríes con las situaciones tan disparatadas por las que Niki hace pasar a Alex o las ocurrencias de su amigo Pietro, de lágrimas cuando hay complicaciones o de ligero suspense, cuando el autor nos deja con la incógnita en muchas ocasiones. Se trata simple y llanamente de lo que es la vida.

Se podría decir que ese es el principal mensaje de Moccia, no que vivamos el amor en su plenitud... si no sencillamente vivir cada momento, al igual que hace Niki. Y al vivir cada momento nos podemos enamorar, justo como va aprendiendo Alex conforme va conociendo a la chica.
Un hombre abandonado por su novia de toda la vida a los treinta y siete años, con la que ha estado a punto de casarse y siente que su vida va acabar en un pozo. Ni siquiera en el trabajo va bien porque tiene que luchar por conservar su puesto de trabajo en Roma y no irse fuera.
Pensando de hecho en su mala suerte es como tiene un accidente con Niki que iba en su moto, comenzando así su historia. El arreglo de la moto es la primera excusa para volver a verse y Niki aprovecha todas las oportunidades posibles para seguir viéndolo e ir enamorándolo.

Y así lo va sacando de su rutina: lo saca de su casa, de su despacho para que se inspire en la calle para su proyecto y le va descubriendo su mundo, tan diferente para él y tan nuevo. Consigue con sus locuras y ocurrencias que se olvide de todo... bueno, de casi todo porque Alex pensará en todo momento en su ex, Elena. Pero lo va enseñando a vivir de otra manera, no pensar tanto en sus preocupaciones para que disfrute del momento, no pensar tanto en su trabajo y no ser tan planificador. Alex se deja llevar por ella, le gusta y se siente a gusto. Para cuando se quieren dar cuenta, mantienen una relación lo suficientemente seria como para conocer los amigos de unos y otros.

O tal no seria sino que se sienten lo suficientemente compenetrados y unidos para dar esos pasos. Que confían en que serán capaces de superar los obstáculos que les interponen su diferencia de edad y sus mundos tan diferentes.

SPOILER: de hecho el mayor obstáculo que debe superar su amor es la inseguridad de Alex. En un principio duda de que salga bien, siempre piensa en la diferencia de edad pero acaba tan fascinado de Niki, el que pueda ser niña y mujer, que poco a poco, eso pierde importancia.
Lo que sí está presente en todo momento es Elena y la vida que llevó con ella. A pesar de que es evidente lo que disfruta con Niki siempre la recuerda. Tanto que en el último cuarto de libro... ella vuelve a casa... y él con ella.

Se olvida de lo que ha disfrutado con Niki y corta con ella, alegando a todos esos obstáculos que Niki cree que han superado y le dice que no va a salir bien. Cree que lo correcto es estar con Elena, una persona acorde a él. Lo más cómodo.

Como se suele decir, no te das cuenta de lo que tienes hasta que lo pierdes y Alex se acaba dando cuenta de que sin Niki, falta algo en su vida. Que nada de lo que suceda en su vida, no tiene el mismo sentido. Como el triunfo laboral conseguido gracias a ella y por ella, quedándose así en Roma.

Se irá dando cuenta del significado del amor y de lo que significa Niki para ella. Y lo que ha dejado de ser Elena. Especialmente cuando descubre que el verdadero motivo por el que lo dejó... fue porque estaba con otro: su rival en el proyecto del anuncio.

A partir de ahí, hace por sí mismo todo lo que ha aprendido de Niki: abandona su trabajo y viaja a ese faro en el que soñaron estar juntos, lugar donde la esperaría pacientemente, olvidandose de absolutamente todo. Sólo importan ellos dos. FIN DEL SPOILER

Las otras historias de amor

Probablemente de lo que más peque el libro sea de falta de ritmo. Hay un esquema claro, como comentaba al principio, en el que la historia principal es entremezclada con la de otros personajes relacionados con ellos, de forma más o menos directa, a excepción de la historia de Mauro y Paula que, a mi parecer y sin haber leído poco más que el argumento del libro, parece un pequeño guiño al libro de A tres metros sobre el cielo. A menudo de hecho suelen usar el título del libro como una expresión.

Ocasionalmente utiliza el mismo recurso que con el resto de personajes, de pasar de un momento en el que son ellos protagonistas a otro que viven otros personajes porque Mauro y Paula pasan con la moto junto al coche de Alex o pasan por la misma plaza o calle que Las Olas. Mismo espacio y tiempo. Sin embargo, el vínculo no pasa de ahí.

SPOILER: hay un momento, por la descripción de la chica, en la que Mauro acude a un casting para hacerse unas fotografías y quién elije al adecuado, parece ser Elena y se deja caer que ha sido infiel a Alex. Es una de esas escenas que no entiendes hasta que sabes lo que ella ha estado haciendo, claro.

El único vínculo que se establece con los personajes principales, se produce al final, cuando Mauro comienza a trabajar de fontanero y va a casa de Olly y Moccia deja caer que van a acabar juntos. FIN DEL SPOILER

El hecho de que la historia de Niki y Alex no sea la única sobre la que se escriba, hace que el libro avance con cierta lentitud e incluso que a veces nos perdamos un poquito. Pero al fin y al cabo, el resto de personajes no sirven sólo para darle forma a la historia principal si no para enriquecer el libro de otra manera.

Cuando decía que era un canto al amor, lo decía no sólo por la historia de Niki y Alex si no porque Moccia retrata diferentes historias de amor, centrado en la forma de relacionarse de las amigas de Niki y el matrimonio que mantienen los amigos de Alex y los respectivos padres de cada uno, pudiéndose encontrar con un poco de todo: chica con novio estable, chica que va de flor en flor, un marido infiel, un matrimonio estancado en la rutina... Son ejemplos bastante tópicos pero a su vez, alejan al libro de ser la típica novela de amor adolescentes, la historia de chico conoce a chica y son felices.

Probablemente sea esa la clave del éxito del libro, hablar del amor y de los sentimientos amoldandolo a nuestra realidad y a nuestro día a día, para darnos cuenta de que el amor sí existe y sí es posible. Una novela muy válida a día de hoy en nuestra sociedad.

(Para que no sea excesivamente largo, en próximos días publico el comentario del segundo libro)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios serán moderados a partir de ahora, sean pacientes si no lo ven publicados de inmediato.Rogaría no hacer demasiado spam en los mensajes, ni insultos, ni groserías, etc, etc. Por lo demás, todos los comentarios serán bienvenidos y muy agradecidos por servidora :D