martes, 22 de septiembre de 2009

Autoedición II: los derechos de autor

La entrada que escribí en su día sobre los derechos de autor y las licencias, no era mala pero me gustaría hacer ahora una explicación igual de buena... pero de forma más práctica para que no haya lugar a dudas. Está bien tenerlo claro porque la mejor forma y más rápida de estafar a las personas y cometer abusos (escritor y lectores) es a través de los derechos de autor. Evitaréis casos como el que comenté hace tiempo de la escritora de Crónicas Vampíricas. O aprender a diferenciar entre copia y plagio y evitar casos tan surrealistas como el que sufrió Reverte con el guión de una película. El de los plagios es un tema peliagudo del que ya hablaré más detenidamente en otra ocasión...

Bien, por definición, la propiedad intelectual de una obra pertenece a la persona que crea dicha obra. Tu novela es tuya a partir del momento en que empiezas a escribirla o la terminas. Tú las ideas, la desarrollas, la escribes... es de lógica que sea tuya y de nadie más.
Parece una obviedad pero vuelvo a remitirme a la noticia que habla de la autora de The Vampire diaries y que como dije en su día, los medios de comunicación ayudan a confundir a cualquiera sobre estos temas. Sobre qué es la propiedad intelectual y los derechos que uno tiene sobre una obra. Importante para conocer que se pretende con las leyes que se quieren implantar, como la Ley de Esconomía Sostenible y qué es lo que se cede a la hora de publicar una novela.


El segundo concepto a tener en cuenta, es el de derecho de autor... alguno dirá ¿no es lo mismo? No exactamente. Los derechos de autor, como su nombre indica, son “un conjunto de leyes y normas jurídicas” relativas a la propiedad intelectual y a la explotación económica de una obra
Es decir, los derechos de autor son las leyes que protegen la propiedad intelectual de un autor sobre su obra. Es la forma legal de decir que tu obra es tuya y que además, puedes ganar dinero con ella. Tú o las personas a las que les cedas esos derechos. Y sólo tú y esas personas pueden sacar beneficios... si alguien saca beneficios de tu obra sin tu consentimiento... puede verse en un problema.


En base a esta definición o a su libre interpretación (como bien aparece en la wikipedia, copyright significa derecho a copia...), muchas personas de distintos ámbitos han querido criminalizar las descargas de Internet de libros, música, series, películas... alegando que es un robo, que no es legal, que es un crimen contra la cultura y un sinfín de razonamientos cansinos y sinsentidos que podéis encontrar en mi blog.
¿Por qué? Porque hay otros dos conceptos a tener en cuenta y que son muy importantes conocerlos, reflexionar sobre ellos y así, evitar abusos con respecto a los derechos de autor.
El primero de ellos es el derecho de copia privada. Dicho derecho permite a cualquier persona, hacer una “copia” de cualquier obra y hacer uso libre de ella siempre y cuando no haya ánimo de lucro (ganar dinero con dicha obra). Explicado de otra manera, con ese derecho en la mano, en España y otros países se puede grabar canciones de la radio con tu cassette, grabar películas o series en cintas de videos, descargar material de internet y luego, compartir con los demás ese material. Lo que antiguamente era prestar tus cintas a tus amigos y familiares hoy se llama internet. Y al igual que entonces, por más que lo intenten, no pueden ponerles puertas al campo. Aún así, la última es la modificación de la Ley de Propiedad Intelectual...con la que quiere cambiar eso...lo siguen intentando...


El segundo a mencionar es el derecho de distribución, que como su nombre indica, es el derecho que permite hacer llegar tu obra al público y es el que se cede a aquellos que facilitan ese trabajo. Es decir, es el derecho que se cede a las editoriales en el caso de la publicación de un libro. O la discográfica en el caso de la venta de un disco de música.
Es el derecho que dichas empresas deben exigir cuando vas a publicar tu obra porque es el único que necesitan, NUNCA los derechos de autor, ni la propiedad intelectual porque eso te sigue perteneciendo como creador.

Una forma muy sencilla de comprender dichos conceptos o sobretodo, éste último, es conociendo y analizando las licencias libres, como las Creative Commons o las Copyleft, que son la más conocidas en el mundo del arte y en la red. Estas licencias sirven para ceder parte de nuestros derechos a terceros y orientado especialmente a la red, pues facilita su distribución por la misma. Tienen muchos usos y objetivos pero el principal es que los usos y abusos de los derechos de autor no frenen la difusión del arte en todas sus expresiones. De hecho, la base de todas las licencias libres...es la distribución. Lo que cambian son las diferentes limitaciones de cada tipo de licencia.

En sus respectivas páginas web encontráis las diferentes licencias posibles pero todas giran sobre las mismas condiciones: reconocimiento de la autoría de la obra original, el poder o no hacer explotación comercial de la obra y la posibilidad de hacer o no obras derivadas.


Creo que no es muy difícil de entender pero expongo un ejemplo práctico, usando...una foto.

¿Una foto? Sí, porque es la obra más sencilla que se me ocurre para explicar estas licencias.
Os pongo una de las fotografías que están colgadas en mi perfil de Deviantart y tiene una licencia de reconocimiento, sin explotación comercial y posibilidad de obra derivada (podéis verla casi abajo del todo a la derecha)

Detalle de Siextasis, escultura de Picasso
¿Qué significa esa licencia? Que cualquiera que le guste esta foto, puede descargarla, modificarla a placer y subirla de nuevo, poniéndole la misma licencia que yo, enlazando con mi foto y con mi perfil, como autora de la foto original. Nada más. Una captura de uno de mis trabajos con los enlaces de rigor a imagenes, fotos y otros recursos.



O el ejercicio donde usé la foto expuesta

Ejercicio malla de degradado


¿Por qué publicar esa foto y bajo esa licencia? Yo procuro, si me lo parece, poner a la gran mayoría de mis fotos licenciadas por la sencilla razón de que facilito, a quien la encuentre, que pueda usarla para lo que necesite: ejercicios de clase, montajes, booktrailers...

Sé muy bien que no siempre tienes tus propios recursos para hacer lo que te gustaría hacer y debes buscar en internet lo que te falta. Sean imágenes, pinceles, fuentes tipográficas, etc...y a veces es un arduo trabajo el buscar lo que quieres o lo más parecido. Y por supuesto, que no sean recursos de pago o con todos los derechos reservados. Así que así, aporto mi granito de arena

Si lo extrapolamos a la literatura, encontramos algo muy parecido en el Copyleft. Un ejemplo que se me viene a la cabeza es el de la Escuela de Helveticas y su reto/concurso de Sur: instrucciones de uso. Es una de muchas utilidades: el aprendizaje y la exploración en el mundo de la escritura. ¿No os pedían en el colegio escribir una redacción con una de serie de personajes y elementos? Una licencia Copyleft permite eso. Ya lo decía al principio: los conceptos relativos al plagio no están tan bien definidos como nos parecen ;)

Como podéis ver, son licencias que permiten dar alas a la creatividad pero además, permiten la difusión ( si se cumple con la condición de la atribución) de tu nombre y tu trabajo por la red. Yo de hecho, suelo licenciar la mayoría de mis trabajos con alguna de ellas. E incluso permitir compartir mi primera novela (el día que lo haga xD) con una de esas licencias si eso permite ser más difundida. O tal vez no necesariamente toda una novela, si no parte de ella.
Si se sabe aplicar, se pueden abrir muchísimas posibilidades. Tú sigues protegiendo tus derechos. La gente que te lea o te sigue...es libre de hacer lo que quiera con tu obra

Bien, una vez explicadas las CC, pasamos a la siguiente cuestión. Registro de Propiedad Intelectual. Depósito Legal. ISBN.

Vayamos por partes. El Depósito Legal es obligado hacerlo porque permite la "recopilación del patrimonio cultural e intelectual de cada país y ponerlo a disposición de los ciudadanos". Parece que se puede tramitar desde aqui, en caso de que vivas en Andalucía. Si no, se cuentan con las direcciones físicas desde la página del ministerio de Cultura.

El número ISBN sirve como una especie de DNI para tu libro o tu obra y suele ser obligatorio para hacer pública tu obra... o solía ser. Según descubro a través de Arturo Quirante y su entrada sobre CEDRO y su nuevo chiringuito no es obligatorio desde 2009 para solicitar el Depósito Legal y mucho menos, para publicar tu obra.
Algo de lo que cualquiera debería alegrarse porque tal y como él explica, CEDRO añade a su página web de supuesta gestión de derechos aquellos libros que les parece a partir de sus números ISBN. A veces avisan... a veces no. Por lo tanto, si podéis evitar publicar tu libro con el número ISBN... hacedlo...

Y el Registro, se puede hacer de primeras en el Ministerio de Cultura, rellenando papeleo y pagando una cierta cantidad de dinero. Hacer esto lo único que hace es darte una garantía legal en el caso de que tengas problemas por plagio y cosas por el estilo.

Pero hay otro tipo de registro: el digital en SafeCreative.

Cuando yo hablé de esta plataforma hace años, lo hice porque era una manera gratuita de hacer el registro, contando con más posibilidades: licencias personalizadas (como las CC) registros de blogs y otras platafornas, registro de todo tipo de obras.... Pero que el hecho de hacerlo digitalmente, creaba desconfianza.
Sin embargo a día de hoy ha evolucionado a una auténtica plataforma sobre gestión de derechos de obras artísticas. Tiene diferentes cuentas profesionales de pago que te ofrece diferentes herramientas, entre las que están servicios jurídicos.

Por un precio al año algo similar a lo que pagarías por cada registro en el ministerio de tu obra, tendrías todo eso y más para todos tus registros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán moderados a partir de ahora, sean pacientes si no lo ven publicados de inmediato.Rogaría no hacer demasiado spam en los mensajes, ni insultos, ni groserías, etc, etc. Por lo demás, todos los comentarios serán bienvenidos y muy agradecidos por servidora :D