lunes, 3 de noviembre de 2008

Publicación de Fragmentos

Blanco. Al igual que un lienzo sin pintar. Sólo que delante de mí hay un papel. Pero lo miro igual que lo puede mirar un pintor que no tiene muy claro que quiere trazar. Ideas vagas, imágenes que se suceden en tu cabeza desde el exterior o desde tu memoria. Un paisaje. Una foto. Recuerdos. Sensaciones. Experiencias pasadas. Vivencias. Tantas y tantas cosas que forman dentro de tu cabeza o mueven tu mano para formar letras que corren por el papel, formando palabras que no terminan de encajar, que no terminan de armonizar, que no terminan de gustar. Letras, trazos o colores. O líneas y líneas, pintadas o escritas.

A veces es que no sabes lo que estás haciendo pero necesitas llenar ese espacio vacío que te desafía, que hace que, si lo miras largamente, tu mente se quede blanca. Vacía.

Será por eso que a veces me planto delante del papel escribiendo, escribiendo y escribiendo cualquier cosa que se me pase por la cabeza y sea capaz de ser transmitido a mis dedos, porque otras veces soy incapaz de plasmar todo aquello que se me pasa por la cabeza.

¿Qué has pintado? ¿Qué es lo que has escrito? ¡Qué cuadro tan bonito! ¡Qué historia más dramática! ¡Cuántas expresiones podemos utilizar para expresar lo que la obra que ha concebido otra persona nos ha transmitido! Desde las más sencillas que he enumerado hasta verdaderas tesis, criticas y reflexiones de un sencillo cuadro o un simple poema.
A veces me resulta absurdo que haya personas que pretendan hacer que una obra abarque más de lo que realmente abarca. ¿Qué es lo que se encuentra en la superficie del papel o del lienzo que horas, días, semanas o años antes era blanco? Principalmente IMAGENES.
La imagen de un amanecer en la montaña, de un sol que sale e ilumina la fresca hierba cubierta de rocío, los árboles y por supuesto, la montaña.
La imagen de una noche clara, con un cielo negro estrellado, con una luna llena casi besando la mar no completamente oscura, que refleja a la dama de la noche y sus acompañantes diminutas las estrellas. Una mágica escena que pocas veces tenemos oportunidad de apreciar ¡pero qué bella es!
La imagen de una ciudad en ebullición, gente que viene y va, gente que entra y sale de las tiendas, que baja y sube de coches, motos, autobuses o taxis, gente que corre, gente que camina despacio con la mirada vacía, absorta. Contaminación y violencia.
Ciudades que no duermen, que no paran ni de día ni de noche, presumiendo de la mejor iluminación artificial del mundo y del mejor cartel de actividades nocturnas: cines, casinos, burdeles, dinero que se derrocha, discotecas, desenfreno, coches a toda velocidad, drogas, asesinatos silenciosos...
Pueblos casi fantasmas, con demasiadas casas y muy poca vida para habitarlas. Pero que disfrutan de una paz y armonía que ya no se llevan. Y de una naturaleza que ya es difícil encontrar salvaje, sin que la mano del hombre la haya pervertido.
Millones de retratos de personas, personas que han marcado una época, personas anónimas que nadie conoce pero cuya mirada ha fascinado a un pintor o un fotógrafo, personas que ni siquiera saben que quienes los retratan están ahí, observando. Fotografiando o simplemente guardando en su retina aquello que ven. Una escena cruenta de guerra, una escena de paz, de sosiego.
Escenas de batallas, de personas dando su vida y su último aliento por la bandera bajo la que se reúnen, bajo la cruz o por el dios en el que creen y que tienen fe. Escenas terribles de tristeza, de devastación, de inocentes que caen, de inocentes que los lloran. De ciudades que se convierten en simples esqueletos sin vida... si no quedan completamente destruidos.
Escenas también de milagros, de una vida que acaba de nacer, en un hospital, una casa, en medio del caos de la ciudad (como una luz dentro de la oscuridad)... en medio del océano, en un callejón oscuro, en medio de un bosque, de la selva. Seres tan pequeños como hormigas y tan grandes siete hombres.
Supervivencia en una tragedia, una respiración entrecortada, dificultosa. De nuevo aliento. De volver a nacer.
Nacimiento, vida, armonía, paz, amor, odio, caos, muerte, tristeza, soledad.

Creación. Destrucción

Tantas cosas que he enumerado y tantas que podría seguir enumerando, describiendo. ¿Qué es todo esto? Imágenes. De todo lo que nos rodea, de lo que vemos y de lo que no llegamos nunca a vivir. Imágenes que se pueden plasmar con total perfección en una prosa, en un poema, en una pintura, en una fotografía. En algo que antes era un trozo de papel blanco, en un trozo de lienzo o en cualquier superficie posible. Imágenes que nos rodean... o fragmentos de nuestra realidad. Esa que personas como nosotros, plasman tal y como lo ven o tal y como la sienten. Describen lo que ven o describen lo que les hace sentir o lo que les despierta dentro. Imágenes, ideales, creencias... pero sobretodo son fragmentos.

Porque todo ello son instantes que entrelazados pueden componer un verso, un poema, una historia, un relato, una novela, una pintura o toda una saga o colección. Todo ello conforma la realidad, tu mundo. O mi mundo. O el de ellos.
Mundos reales o mundos encantados, inexistentes pero que aún así forman parte de nosotros y de nuestra imaginación, con la que también podemos crear nuestro mundo. Nuestra propia vida, nuestra propia ciudad, nuestro propio país y nuestras propias guerras.
Mundos o realidades que con nuestras obras, ponemos un límite, un principio y un fin. Fragmentos del lugar donde nos ha tocado vivir pero que a pesar de ser eso, fragmentos, los perpetuamos hasta la eternidad.




Finalmente he decidido abrir este blog,a razón de mis comienzos en los mundos editoriales con mi primer libro, Fragmentos, ya sí, de forma física y en descarga directa quién lo prefiera en versión pdf.

Fragmentos es una recopilación de obras cortas que llevo escribiendo desde hace unos ocho años:textos breves e improvisados,historias cortas, relatos cortos... una serie de textos que he ido escribiendo a lo largo de todo este tiempo,en mis ratos libres,en mitad de una clase,en casa,en la tienda de mi familia... cualquier momento en que quería escribir o cuando necesitaba hacerlo, para sacar de dentro lo que tenía, definir unos sentimientos dándoles forma en unas palabras o sencillamente desahogarme.

Son fragmentos de mi vida, de mis vivencias,de mis sentimientos,de mis ideas y de mi forma de pensar que he ido plasmando en papel o a través de palabras en el ordenador a lo largo de estos ocho años hasta hoy.

Espero que disfruteis de este primer libro y de otros muchos textos que iré poniendo en este blog que estreno con la publicación del libro y donde os informaré de todo lo referente a él y otras obras futuras.

Por último,cabe decir que a partir de ahora,cualquier publicación que haga irá siempre bajo licencia Creative Commons.
Para quien no lo sepa, Creative Commons es una licencia de distribución,a través de la cual (en el caso del libro Fragmentos) cualquiera puede disftrubir esta obra mediante cualquier medio bajo las condiciones de mencionarme siempre como autora de la obra original,no se puede obtener beneficios de dicha distribución ni crear obras derivadas y/o modificaciones de la misma.

Cualquier duda,sugerencia,comentario,sólo tiene que hacerlo en esta entrada o escribirme a mi correo:la_rosa_de_plata@hotmail.com


(Noviembre/Diciembre 2008)







Creative Commons License
Fragmentos by Elena Pacheco Zaragoza is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 España License.
Based on a work at www.lulu.com.

4 comentarios:

  1. Hola,

    Me han encantado, fascinado, los tres primeros párrafos. Sobre todo el primero.

    Ya nos contará qué tal te va.

    ¡Felicidades!

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Yo de nuevo,

    Se me olvidaba comentarte una cosa: ¡8 años! ¡Con lo joven que eres! Ya veo que eres como ANdrea, que llevas toda la vida pegada a la escritura.

    Yo me he enfrentado al papel durante toda mi vida. Odiaba escribir, cad vez que tenía que escribir algo en el colegio o instituto. Más tarde a la pantalla, en la universidad, cuando me tocaba hacer la memoria de las prácticas. Lo odiaba.

    El acariciar el papel, o más bien destrozarlo, no me sucedió hasta el verano del año pasado. De repente sentí la necesidad de escribir todas aquellas chorradas que pasaban por mi cabeza. Aquellas memeces y cursiladas que fui poniendo en el blog. Luego me animé y ya no he podido parar. Yo lo defino como un vicio, cuando te metes en el papel/pantalla, no puedes dejarlo, y el día que no se te ocurre nada, que no puedes escribir, estás nerviosa, te falta algo. Más que un vicio, ¿una droga muy blandita ;-)?
    En mi entorno lo del rosa no lo entienden. Como ya os comenté en mi última entrada: soy una cursi.

    Lo dicho, enhorabuena por el libro.

    ¿Cómo va lo de la descarga? Es que no me fío yo de las compras en internet.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa!! Muchas gracias!!

    Pues mira, los de los 8 años,es por poner fecha a cuando empecé,digamos,mi carrera más "intensa",a escribir de forma continuada...porque la inquietud por escribir la tengo desde casi siempre, practicamente. Pero algunos textos que he incluido en el libro son de eso,de hace 7 u 8 años.Son pocos,la mayoría son de hace 4 o 5.

    Bueno, al final te ha podido la inquietud y la necesidad y como ya te dije,por algo se empieza ;).Yo empecé así,con los fanfics o con los textos más improvisados: por necesidad de expresar mis sentimientos,por necesidad de escribir una historieta mejor que la que visto en tal culebrón o en tal manga que haya leido xD.Pero al final,se acaba una acostumbrando y enganchando,de hecho,si no es por los fanfics,no habría escrito la mitad de las cosas que he publicado porque no soy nada constante,soy muy vaga.

    Pues la verdad es que no sé como va lo de las descargas,supongo que como mínimo necesitarás tener una cuenta virtual,no sé si te vale cualquiera o es requisito que sea de Paypal.Yo me tuve que hacer una cuenta Paypal porque el cobro cada mes de lo que venda/descargue se hace por ahí.Supongo que lo suyo es pinchando en descargar y a ver que pasa xD.

    No te preocupes por la seguridad porque tanto Paypal (por el mes que llevo con mi cuenta) como la página de Lulu son muy seguras.Los de Lulu son muy legales y cuidan mucho esos temas.
    Te lo digo porque yo me lo pensé mucho y estuve unas pocas de semanas leyendome la Ayuda de Lulu para saber cómo iba todo y me he asegurado de todo eso.

    De todos modos, cualquier dudilla,me preguntas por aqui o por correo y te ayudo ;)

    ResponderEliminar
  4. Hola Malagueña
    Felicidades por tu nuevo blog. seguiré leyendote también por aqui.
    Besos
    Avenoc

    ResponderEliminar

Los comentarios serán moderados a partir de ahora, sean pacientes si no lo ven publicados de inmediato.Rogaría no hacer demasiado spam en los mensajes, ni insultos, ni groserías, etc, etc. Por lo demás, todos los comentarios serán bienvenidos y muy agradecidos por servidora :D